Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Un año más vuela ya camino de la historia. Se va el 2008, si, el año que en que el Señor bendijo Sevilla con la túnica de los cardos, el año en que la Semana Santa comenzó en invierno y terminó en primavera, y el año en que el Cachorro llegó a Campana. Pero el 2008 ha dado para más, mucho más. Se han cumplido 400 años desde que Juan de Mesa regalara a su ciudad natal la portentosa Imagen de las Angustias, se ha consagrado el Oratorio de las Penas en Pozos Dulces, Granada ha conocido el silencio bajo palio, y en Sevilla se ha confirmado que aún hay espacio para más.

Ha sido un año de Coronación "flamenca" en Jerez, y de confirmación de una nueva Hermandad que promete en Cádiz; de anuncio de Coronación en el Albaycín y en el Polvorín, y de nazarenos bajando nuevamente la rampla, que no rampa, del Salvador. En Córdoba, las Hermandades han recuperado el paso por el puente romano, aunque la ciudad haya perdido esta joya, y han ido tomando conciencia de la importancia de hacer Estación en la Catedral; y en Cádiz se ha "probado" el ansiado cambio de sentido de la carrera oficial, que tal y como está la cosa en la calle Cobos, tendrá que seguir esperando su consolidación definitiva unos añitos más. El Gran Poder abandonó su Basílica siete meses, y Santa Ana acogió un histórico besamanos de la Esperanza. Córdoba vio restaurada su Virgen de los Dolores. Y en Málaga, no con mucho gusto, se puso el Dulce Nombre en la calle, y ganó la sensatez en la Humildad; la Trinidad paseó su nuevo manto y la Cena anunció su traslado, otro más.

En el plano personal, el 2008 me ha permitido recorrer Andalucía de Oeste a Este y de Norte a Sur; viví un Miércoles Santo distinto, en San Juan, y pude disfrutar un año más de la Esperanza en esa noche mágica en la que abandona Triana y se pasea por Sevilla; me reencontré en la Viña con esa Virgen de las Penas, que desde julio tiene más pena si cabe, y me asombré muy positivamente con la "Feica" de Almería; redescubrí el Viernes Santo de la capital, y conocí el silencio en la Semana Santa gaditana; busqué un intimismo inexistente en la Judería cordobesa al paso de las Angustias, y me cansé del rumbeo flamenco que acompañó a la Virgen del Valle en su regreso a San Telmo; Huelva me permitió conocer sus grandes devociones, y Granada continuó enamorándome; pude disfrutar de la cercanía de la Esperanza en la Plazuela y pude conocer la grandeza del Prendimiento de Almería.

Se va, como he dicho, el 2008, y con esta breve síntesis de lo que para mi ha dado el año, empiezo a soñar en lo que deparará el 2009. El Gran Poder ya aguarda en su Basílica para la celebración de su anual Quinario. Comienza la dulce espera...

Visitas: 82

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio