Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



La situación actual del aborto en España es una consecuencia más de una sociedad carente de principios y de moral. Aquellas personas que opinan alegremente sobre el tema, deben detenerse un momento a reflexionar sobre unas cifras que deben horrorizarnos y no me refiero exclusivamente a la cifra de abortos, voy un paso más allá.

Tristemente he vivido la situación muy de cerca. La vida, muchas veces injusta, me privó por dos veces de ver nacer a ese hermanito que tanto desea mi pequeña niña. Luchamos con todas nuestras fuerzas contra la naturaleza impredecible y caprichosa que nos separó de la realidad de nuestro sueño. En una de las estancias de mi mujer en el Hospital Materno-Infantil conocimos a una chica que había abortado años atrás y que vivía los últimos días antes de dar a luz a una criatura, en ese momento muy deseada. El remordimiento y la carga de conciencia la tenían asumida en un mar de dudas y en el más profundo abismo del remordimiento. No paraba de pensar en aquel niño que no tuvo el derecho a nacer y en este otro que pronto disfrutaría del don más preciado. Al verlo crecer siempre tendría la espada sobre su pecho de pensar que habría pasado de haber tomado la misma injusta medida con este pequeño regalo de la vida, motivo de alegrías y de algunas tristezas, pero al fin, sangre de su sangre, carne de su carne y sin duda alguna lo mejor que puede pasarnos en nuestras vidas. Estos dos hermanitos no podrán crecer juntos, la alegría de estos padres se vería partida por la mitad debido a una decisión penosa y tristemente irreversible.

Mil gracias le doy a Dios por esta preciosa niña que me acompaña a todas partes y que como cirinea inseparable me hace más soportable el peso de la cruz de las miserias que me encuentro a diario en el calvario de la vida.

Negar la vida a un niño es negarte a ti mismo. Esas frías cifras hablan muy a las claras de las consecuencias de unas mujeres que se negaron a ser madres. Unas cifras que hablan de depresión, angustia, ansiedad, desazón, tristeza y hasta suicidio.

Durante años en la soledad de mi habitación y en el silencio de la noche oía llorar a un niño, a un niño muy esperado por sus padres y por sus hermanos, un niño que segundos antes de disfrutar de la luz del Mundo cerró sus pequeños ojos para siempre. “Hermano mío no pude verte la cara, acariciar tu pelo, estrecharte entre mis brazos, besar tus pequeños pies de terciopelo. No terminaste de llegar a nuestras vidas y te fuiste con nuestro Señor, tal vez pensaste que el te cuidaría mejor que nosotros, pero no olvides que tus padres y tus hermanos te seguimos queriendo”. Que injusta es la vida algunas veces y que poco sabemos valorarla cuando es hermoso vivirla.

Por tercera vez y arropados por el manto de la Esperanza buscamos ese hermanito para mi niña, esta misma semana y tras dos meses de gestación, mi pequeña Sarita ha podido conocer a su hermanito, difícilmente ha podido reconocer en líneas generales cada parte de su débil anatomía. Con asombro y emoción ha escuchado el latir profundo de su diminuto corazón. Para nosotros nuestro bebé es uno más de la familia. En la voluntad de Dios estará que este gran regalo de la vida llene nuestro hogar de felicidad.

No paro de agradecerle al Señor cada minuto de mi vida el haberme regalado a mi niña de mi corazón. No existe mejor medicina para curar mis dolencias que el “beso” y ese “papi te quiero mucho” que mi flor del alma me entrega cada noche segundos antes de cerrar los ojos para iniciar su profundo sueño de ángel.

Tristemente existen voces malintencionadas que tratan de cegarnos ante una realidad incuestionable. No es justo llevar a las futuras madres al pozo del abismo, a un pozo que muchas veces no tiene fondo. Existen decisiones en la vida que no tienen marcha atrás. Unas palabras afortunadas pueden bastar para evitar un mar de agrias lágrimas derramadas en el rostro de una mujer y al inicio del pedregoso camino de angustias y soledades.

Para muchos el aborto es el camino más fácil, no piensan en el día después. Estamos ante un acontecimiento traumático que marcará a la mujer durante toda una vida, a nivel mental y en muchas ocasiones hasta físico. No estamos ante una decisión de mercado, de adquirir o no un producto que satisfaga nuestras necesidades como consumidor, estamos ante el hecho más hermoso y trascendental que podemos encontrarnos en el devenir de nuestra existencia.




Quiero dedicar esta entrada con cariño a todos los niños que por una razón u otra no llegaron a nacer, a sus seres queridos que se vieron privados de verlos sonreír en el calor de sus hogares, a las mujeres que no tuvieron la fortuna de ser madres y a todas aquellas mujeres que privaron a sus hijos del más elemental derecho, para que vuelvan a la luz y descubran en los ojos de un niño la más viva imagen de la felicidad. Si alguien puede sentirse molesto por alguna de mis palabras le pido disculpas, no entiendo otra forma de escribir que poniendo el corazón en cada letra.

Visitas: 180

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por JOAKIM en marzo 16, 2009 a 9:49pm
Enhorabuena amigo Jordi. Me siento tan feliz, que seais felices, que ya quiero a ese niño que está gestando entre la Madre naturaleza y el Espiritu Santo ¡¡ Saldrá a la luz de ese bello cielo trianero y La Esperanza será su Madrina y el Padrino el Moreno de la Cava !! Que su camino por la vida sea Bendecido por el Simpecado del Espiritu Santo Rocio de Triana y su andar será como el de sus padres, recto , humilde y sincero y siempre con la Luz del Amor. Me alegro Jordi, diselo a tu mujer y dale un besito a tu angel . La Vida es un Don de Dios ¡¡ nadie, ninguna Ley, tiene derecho a cometer un crimen y quedar impugne!! El Juzgará. Amén
Comentado por ZAQUEITO en marzo 16, 2009 a 10:15am
yo e sido madre 5 veces es lo mejor que me a pasado las circutacia de la vida los e criado sola con ayuda de DIOS Y SU BENDITA MADRE .me alegro por volver hacer padres . besos
Comentado por triana y ole en marzo 15, 2009 a 9:17pm
Amigo,se lo cuentas,se lo que es querer y no poder,pero yo tambien me encomende en la ESPERANZA y hace 4 meses que soy papa.
Por ello la bautize en SANTA ANA vestida de nazareno,verde esperanza y capa de merino y desde aquel dia que pudimos incluso presentarsela al SEÑOR y su BENDITA MADRE DE LA ESPERANZA,la fe reboza en mi vida y porsupuesto en la de mi mujer ella que a los cofrades no nos entendia,ahora cada dos por tres vamos a visitarla y pedimos por los que como nosotro esperan algun dia ser padres.
Veras como ella va a querer y todo va a ir bien un fuerte abrazo.VIVA LA ESPERANZA DE TRIANA.
Comentado por Álex Sigüenza en marzo 15, 2009 a 3:10pm
Muy bien dicho , estoy totalmente de acuerdo , tenemos que luchar por la vida porque es lo mejor que tenemos
Comentado por Azahar de San Gonzalo en marzo 15, 2009 a 1:22pm
Jordi, me has hecho llorar amigo. Como mujer suscribo todas y cada una de tus palabras. Qué don tan grande nos dió Dios a las mujeres y qué poco lo valoran algunas. ¿No se paran a pensar que quizás nunca más puedan volver a tener hijos? Ahí lo dejo. Por cierto enhorabuena a tí y a tu señora por ese bebé. Seguro que todo sale bien. Ah y un beso para la preciosa Sarita.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio