Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


 

 

 

    La ermita de la Soledad, también llamada iglesia de Santa María de los Caballeros, se haya situada en la calle y plazuela del mismo nombre, en frente del convento de Santa Clara, extramuros de la villa pero muy cercana a la Puerta de Mérida.

 

 

 

       Su planta es rectangular, con un ábside poligonal de cinco lados desiguales en uno de los cuales se abre la sacristía. La entrada se encuentra en un lateral y consiste en una puerta adintelada. Enfrente hay una capilla rectangular sin mayor interés arquitectónico, sino el de que servía para albergar, a modo de cripta, uno de sus  Cristos Yacentes.

 

 

 

       Su exterior es de mampostería con sillares en las esquinas. Tiene una pequeña espadaña a los pies y encima de la puerta hay una pequeña hornacina rectangular que alberga la imagen de la Virgen.

 

 

 

       En el interior se distinguen el tramo de la cabecera y el de la nave. En la bóveda de áquella hay una clave central, con un jarrón mariano en relieve, y seis nervios de cantería que descansan en soportes formados por capiteles sencillos con decoraciones distintas de cordones, un tramo de columna y una ménsula, que deja a estos arcos sin llegar al suelo. En una de estas ménsulas se puede distinguir un rostro humano con barba. El séptimo nervio llega hasta el centro del primer arco fajón. A la izquierda, en el muro, se abre una hornacina o arcosolio de estilo gótico, con arcos apuntados y lobulados entrelazados, con decoración de bolas, donde en la actualidade se encuentra el  "CRISTO DEL PERAL" en su urna, todo ello de cantería. Y parcialmente cubierta por ésta hay una lápida sepulcral, con el emblema de la cofradía y una inscripción de difícil traducción en los bordes. El arco fajón de cantería da paso a la nave, dividida en tres tramos por otros arcos sobre pilastras con sencillas molduras, lo que da lugar a bóvedas de cañón con lunetos.

 

       La ermita de la Soledad, a pesar de sus múltiples restauraciones, conserva restos de su fábrica primitiva en la cabecera, en lo detalles ornamentales y, sobre todo, en la citada hornacina y lápida Sepulcral, todo lo cual parece proceder del siglo XV. Estas reformas comienzan en el siglo XVIII, tal como podemos observar en las correspondientes partidas del libro de cuentas de la cofradía.

 

 

 

EL  RETABLO

 

       El retablo de la ermita de la Soledad es obra del tallador salmantino Luis González, a quién ayudó en su elaboración el carpintero cacereño Sebastián Bravo, a la sazón mayordomo de la cofradía. La obra se terminó en 1728 y, según consta en los libros de cuentas, importó un total del 2.500 reales.

 

       Es de madera dorada y policromada, y en el se recoge todo un programa iconográfico en torno a los atributos de la Pasión (escaleras, clavos, martillo y tenazas, esponja) que sostienen una serie de angelotes. Se encuentra coronado por un entablamento quebrado, enmarcado por un par de columnas salomónicas rematadas en sendos capiteles jónicos, con adornos vegetales en espiral. Lo profuso y recargado de la decoración, así como el color dorado que lo cubre, denota un gusto popular y barroco.

 

       En el año 2007 concluyeron los trabajos de restauración del retablo, que se encontraba en un estado deplorable de conservación a causa de la acción de la humedad, la suciedad, el humo y la carcoma. Hubo fragmentos que se habían perdido y se reintegraron, y las labores de limpieza dejaron al descubierto, entre otros detalles, el color original de la cabellera de los angelitos, que era negra y no dorada como se pensaba hasta entonces.

 Pero es el año 2009, cuando se lleva a cabo una restauración integral de la nave de la Ermita, pero no sin sorpresas, pues cuando se estaba ejecutado ya la misma, el Ayuntamiento de Cáceres , ordena paralizar las obras, con lo cual se daba marcha atrás en los plazos de ejecución de la misma. Estas obras consistían en el arreglo de tejados, puesta de macales, adecentamiento de la sacristía y almacén y rebajar la altura de la escalera de entrada, así como los nuevos aseos, el coste de esta obra ascendía a 36.000 Euros.

Por fin el día 23 de Marzo de 2010, se bendice la restauración de la capilla mayor, en cuyo empeño estuvo siempre comprometido el entonces Mayordomo Ricardo Galán, al que respaldo siempre toda la hermandad, y muy especialmente su secretario Miguel Ángel García Moreno, quien hizo trabajos en la Reconstrucción de la Urna del Cristo Yacente, trabajos en la restauración del Cristo del Peral así como la publicación de un libro con fotografías realizadas por él sobre la Semana Santa de Cáceres, y con lo recaudado se pago parte de esta obras que ya mencionamos.

 

FUENMTE WEB DE LA ILUSTRE Y REAL COFRADIA DE NUESTRA SEÑORA DE LA SOLEDFAD Y SANTO ENTIERRO

FOTOS FERNANDO MONTES Y MIGUEL ANGEL GARCIA MORENO

 

 

Visitas: 746

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Miguel Ángel Martínez Álvarez en junio 15, 2011 a 10:06am
Buen trabajo histórico y excelentes las fotografías.
Comentado por Francisco A. Mazuecos. en junio 15, 2011 a 2:26am
muy buena entrada amigo fernando la verdad esque cuantas cosas estamos descubriendo contigo de tu bella ciudad de caceres, saludos..

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio