Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla




¿ A DONDE IRAN ESAS?


Las epidemias en aquella época causaban centenares de víctimas.
Y sobre todo cuando eran de viruelas. Y cuando , encima, el Guadalquivir se desbordaba.
Pero precisamente esos momentos difíciles eran los mejores para las Hermanas de la Cruz.
Porque donde no hay nadie que eche una mano está el puesto de las Hermanas.
Y así sucedió.
Un día iban ya de noche dos Hermanas camino de un barrio.
¿ Quién había visto a unas monjas salir a esas horas del convento y dirigirse a barrios de fama dudosa, solas?
Un hombre las vio pasar y se quedó mirándolas con sorpresa:
-¿ A dónde irán a estas horas? Mejor les sería quedarse en el convento.
Las Hermanas van en silencio, pero no tienen pelos en la lengua.
Y además saben decir la palabra oportuna con sencillez evangélica:
- Venga y lo verá...
Iban delante las Hermanas, calladas rezando.
Seguía detrás a pocos pasos, el hombre desconocido.
Llegaron, caminando de prisa, casi a las puertas de la ciudad.
En un callejón perdido entraron en una casa bajita, que tenía la puerta entornada. A la luz de un candil, una cama. Y en la cama, una mujer agonizante y dos enfermos más, la hija y el yerno gravemente enfermos también.
Cuando entraron las Hermanas en aquella casa de la muerte, una luz especial iluminó la estancia.
Se respiraba un aire nuevo. Hasta se dibujó en la cara de todos una sonrisa.
Y en seguida las Hermanas se pusieron al trabajo, que duraría toda la noche.
El desconocido lo contempló desde la puerta, asombrado.
Y se volvió con una alegría desconocida: había recobrado la fe.


LAS HUERFANAS TIENEN FAMILIA.


Aquel hombre se moría a chorros en el Campo de los Márties.
Se moría tuberculoso, joven todavía. Como poco antes había muerto también en plena juventud, tuberculosa, su mujer.
¡ Cuánto sufría en su agonía con la asfixia!
Pero lo de menos era el sufrim iento corporal.
Lo que le resultaba superior a sus fuerzas era dejar sola en el mundo a su hija Dolorcitas:
- Por Dios, no me abandonen a mi hija...
Pero ¿ qué iban a decir las Hermanas ?
Ellas no tenían internados para niñas, ni ésa era su vocación. ¿ Dónde encontrar una familia que la adoptara?
Se lo fueron a contar a Madre.
Madre no tenía ideas preconcebidas: vivía peregrina siguiendo los caminos de Dios.
Ella misma fue a ver al enfermo, pensando en que Dios le diría lo que había que hacer.
Y se lo dijo por el camino.
- Este usted tranquilo- le dijo serena y firme-: su hija se vendrá con nosotras.
Y así fue. No era un asilo lo que Sor Ángela fundaba aquel día, era una familia, la familia de las Hermanas, que se abría para recibir a las hermanas menores.
Y así nacieron los internados de las Hermanas y así se conservan en nuestros días.
Y así han muerto tranquilos tantos enfermos diciendo: " Mis hijas tienen madre y hermanas".


LA TAZA MILAGROSA.


Encarnita era una niña que habían adoptado las Hermanas de la Cruz cuando murió su padre enfermo.
Pero ella estaba enferma también, eso no importaba para la caridad de las Hermanas.
¿ La iban a abandonar por estar enferma?
Pero la cosa fue adelante. Y una noche, Encarnita se moría.
Había que velarla y Madre reclamó para sí el cuidado de la niña.
Creía que estaba sola, pero la espiaba con santa curiosidad Hermana Luisa.
Lo que se sabe es esto, que a media noche fue Sor Ángela a prepararle a la enferma un caldo en la cocina.
Luego se fue con la taza a la capilla y allí le debió de decir algo al Señor, pero no se sabe ni lo que ella le dijo ni lo que Jesucristo le respondió.
Subió la escalera, entró de puntillas en el cuarto, incorporó con cariño a la enfermita y le dio a beber a sorbos su caldito...
Lo cierto es que al día siguiente la niña estaba buena.
Y tan buena que cuando fue mayor entró Hermana de la Cruz.
Y vivió noventa años, pero como un alma tan inocente y sencilla como aquella de Encarnita, aunque se llamaba Hermana Ángeles.

Visitas: 128

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

gonzalo corte coto Comentado por gonzalo corte coto en agosto 29, 2010 a 9:21am
que belleza de blog,hacía tiempo que quería leerlo y por fin.Tengo una conocida que su hija es una florecita de Santa Angela y cuando se pone a contar alguna cosa y luego otras que yo veo,pues vivo muy cerca pienso que la labor callada que hacen es extraordinaria.Un abrazo Margarita.
Comentado por trompeta-sangre en noviembre 3, 2009 a 1:37pm
Gran labor la que estás realizando acercandonos la vida de la santa. Gracias pues nos descubres cosas y hechos que en algunos casos desconocemos. Saludos.
Comentado por esperanza jimenez vazquez en noviembre 3, 2009 a 12:35am
Bueno amiga, te vuelvo a repetir que estas haciendo una bonita labor con estas entradas sobre la vida de nuestra querida Madre Angelita.

Un beso doble desde triana.
Comentado por ZAQUEITO en noviembre 2, 2009 a 6:28pm
que cosas tan maravillosa cuenta de ellas a mi bloque venia todos noche a cuidar una señor no tenia hijo yo nada mas de pensar que las tenia en el bloque era feliz y procuraba estar por abajo para verla llegar me daba la alegria a dios por el amor
Comentado por Azahar y jazmín en noviembre 2, 2009 a 5:01pm
Querida amiga, a las dos primeras flores te diré, que he visto y sigo viendo a las Hermanas, salir por las calles de Sevilla, en pareja, como suele ser habitual, a hacer los turnos de vela a los enfermos,y que tranquilidad reciben,con las ayudas que le dan las Hermanas, En la segunda, es cierto lo de las niñas internas, pero ya gracias a Dios,sabras que tambien hay colegios para externas, de hecho, mis tías iban allí. besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio