Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Sentir la Cuaresma llamando a la puerta siempre es motivo de alegría. Ser feliz, también es una muy buena razón para estar contento. Saber que, al fin, tu vida sentimental, universitaria y familiar compaginan y funcionan a la perfección, aún más. Pero lo que realmente me ha hecho volver esta noche con vosotros, no tiene nombre.
La felicidad es un sentimiento que nunca dejará de sorprenderme; te asalta cuando menos lo esperas, de la última forma que imaginaste y en el lugar menos esperado. La felicidad puede ser una sonrisa, un sentimiento, una persona, un recuerdo, una frase, una mirada, incluso una lágrima... qué sé yo.
La verdad que nunca imaginé poder llegar a ser tan sumamente feliz, tan completamente completo, tan irremediablemente orgulloso de lo que soy y de lo que he sido. Hace algún tiempo no hubiese creído a alguien que me hubiese adelantado todo esto, no hubiera concebido una vida tal como la que tengo en estos momentos, ni hubiese creído posible superar algunos aspectos del pasado que, hasta hace poco, me traían por la calle de la amargura... pero hoy, amigos, puedo decir que soy enormemente feliz.
Con un pregón a las puertas que lleva mi ilusión en cada frase, no puedo esconder la sonrisa. Juro por Dios que lleva mi esfuerzo en cada palabra, que en cada página van horas de insomnio y que no por ello he dejado de empapar en fe cada párrafo. Deseo, quiero y espero que sea un día grande no para mí, sino para todos aquellos que sé que han depositado en mí una confianza y un cariño inigualables, verdaderamente ciegos en ocasiones. Por ellos, más que por mí, por vosotros, por vuestro apoyo y por tantos y tantos momentos que no hacen sino hacerme sentir bendito por el simple hecho de permanecer a esta comunidad.
Quién me iba a decir a mí, hace ya año y medio, que me vería en una situación tan aparentemente simple y a la vez tan grandiosa. Nuevos retos, nuevos compromisos, nuevas formas de verlo todo y unas ganas implacables de seguir adelante, de luchar, de comerme el mundo y todo lo que se me ponga por delante. Quizás es que me hago viejo, como aquel que dice... quizás deba llamarlo madurez. Pero aún no he dicho la verdadera razón que me ha traído esta noche de nuevo a vuestro lado, amigos. Y es que eso, repito, no tiene nombre.
Sabido es que siempre acompaño mis blogs con una pequeña fotografía con la que, a duras penas, intento resumir brevemente aquello de lo que hablaré después. Hoy, con los veintiún años recién estrenados y con un blog que rompe el silencio de varios meses, he decidido no poner foto alguna. Hoy no, no hará falta, puesto que hoy la imagen de este blog sois vosotros, los rostros de todos los que me habéis leído alguna vez, aunque sólo fuese una, los rostros de todos los que alguna vez supieron de mí, aunque jamás llegasen a leerme. Hoy, la foto de este blog sois todos aquellos que me queréis y quiero, todos los que alguna vez me dijeron que no me rindiese y siguiera luchando. Los rostros de todos, absolutamente de todos; los que siguen aquí y los que se fueron, los que me animan y los que ya no lo hacen, los que me defendieron y los que por cualquier razón no me entendieron. Hoy sois vosotros, todos, la imagen de este blog, de este sueño, por así decirlo, hecho de papel y esfuerzo, de tardes de escritos y de comentarios afectuosos.
Os tengo que dar las gracias por ser lo que sois, por haber sido conmigo verdaderos hermanos y amigos, por convertiros en algo más que una simple red social y una panda de capillitas obsesos que se juntaron porque sólo se aguantaban entre ellos... Sois tanto y significáis tanto para mí que no puedo explicarlo, no sería capaz de saber expresar lo que despierta en mí la palabra Cofrades.
Cuando comience a leer el pregón no seré sólo yo, sino los rostros de todos vosotros y todo lo que me habéis aportado como cofrades, como amigos y como personas. Gracias a todos por luchar conmigo, por hacerme ver que no existe rendición sin victoria ganada... y por demostrar junto a mí, desde aquel 5 de Noviembre, que soñamos ser su palabra.

Gracias.



Sergio Rovayo

Visitas: 272

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Azahar de San Gonzalo en febrero 25, 2011 a 3:51pm

Gracias en primer lugar a ti por ser como eres. En segundo lugar, gracias por emocionarnos siempre con cada palabras. Y en tercer lugar GRACIAS por ser como eres. Deseando estoy de saber ya cuándo será el pregón. Me da que mañana lo sabremos. Un besazo enorme, hermano. Te quiero.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio