Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


HERMANDAD DE SANTA MARIA DEL CONSUELO Y SAN JUAN EVANGELISTA

La primera aseveración clara es que desconocemos los orígenes precisos de la misma. En un documento hallado en el archivo Capitular de Sevilla y fechado a finales del siglo XVIII encontramos la primera referencia testimonial escrita de la existencia en Cantillana de la Virgen del Consuelo. En el mismo se recoge un inventario de todos los objetos de culto e imágenes que se hallan en San Bartolome en esos momentos; la Virgen del Consuelo aparece ya con altar propio. Se dice textualmente “Altar del Consuelo una imagen de la Señora, 2 lamparas de matal y servicio completo, y además una Santa Rosalia”. Interesante es también la referencia a un altar con la imagen de San Juan que tradicionalmente ha estado unida a nuestra hermandad y de la que se tienen constancia fotográfica de que con anterioridad a 1936 presionaba junto a la virgen del consuelo.

En otro documento anterior, fechado en 1722 no se cita aun la existencia de ninguna hermandad que rindiera culto a nuestra titular, con lo que cabe suponer que el origen habría que situarlo en torno a la mitad o ultimo tercio del siglo del siglo XVIII.

El primer testimonio devocional de interés que se hace referencia a la Virgen del consuelo de una manera nítida se ha encontrado en un curioso cuadro que se halla en una casa de la calle San Bartolome. Se trata de un exvoto que unos fieles dedicaron a la Virgen del Consuelo en señal y recuerdo de un benéfico recibido. La pintura recoge una escena cargada del tipismo propio del siglo XIX andaluz, de bandoleros y sierra, en la que se reproduce el motivo por el cual estas personas se encomendaron a la Virgen, esperando su gracia. La pintura ofrece además otro dato de interés ya que en ella encontramos la primera usanza de la época, completamente de negro en actitud doliente y con el puñal de los siete dolores de Maria en el pecho.

Otro documento de interés es el fechado el 3 de Diciembre de 1857, en el que se hace por primera vez mension expresa de la existencia de una hermandad constituida como tal, de la que es mayordomo Don Juan de Dios Quijano, el primero del que se tiene constancia.

La Hermandad del consuelo se asocia desde finales del siglo XIX al gremio de los carniceros, y son estos quienes durante un largo periodo de tiempo realizan la recogida de fondos para la salida procesional de la Virgen. Era tradición marcar unos días previos a la cuaresma para realizar una colecta en el Llano, y eran populares las bromas a cuenta de la abstinencia cuaresmal entre los devotos del consuelo (carniceros) y de los de Nuestro Padre Jesús (pescadores).

II.-Los primeros años del siglo XX (de 1900 a 1940)

Llegado a los inicios de nuevo siglo encontramos una figura que habrá de marcar el devenir de varias década, se trata de D. José Dorado Rico, mayordomo que vela por los cultos de la imagen y de una manera personal se encarga de todo lo relativo a la misma, con las ayudas familiares y devotos y el escaso apoyo económico del resto de la población.

Desgraciadamente no tenemos muchos datos acerca de la semana Santa cantillanera anterior a 1936; al margen de las imágenes que hoy conocemos, existe constancia de la existencia de dos hermandades, o quizás solo imágenes, especialmente vinculadas a la virgen del consuelo. Se trata del Santísimo Cristo de la Vera Cruz y el cristo de la humildad y paciencia. Del primero de ellos conservamos una entrañable y valiosa fotografía de la salida procesional de un jueves Santo de la década de los 20 a las puertas de san Bartolome, sede de4 la citada hermandad. En el segundo caso nos referimos a la imagen de un Cristo de la Humildad y Paciencia, que tenia su sede en la parroquia, mas concretamente en el altar de la virgen de Fatima. Traemos a colación estos datos porque la virgen del consuelo habría las salidas procesionales el Lunes Santo, jornada en la que salia solo desde San Bartolome a la iglesia aparroquiar de Nuestra Señora de la Asunción. Una vez allí se situaba junto al paso del Cristo de la Humildad y Paciencia con el que el Martes Santo realizaba la estación de paciencia completa. Al día siguiente, Miércoles Santo, la virgen volvía sola a San Bartolome. La tarde del jueves santo una vez finalizados los santos oficios , que entonces se celebraba por la mañana, comenzaba la estación de penitencia del Santísimo Cristo de la Vera Cruz acompañado también por la Virgen del consuelo. A la caída de la calle se había de producir la entrada para a las tres de la madrugada volver a salir, en esa vocación con Nuestro Padre Jesús Nazareno. Era especialmente emocionante el encuentro con Nuestro padre Jesús Nazareno. El cristo salia primero solo, llegaba hasta la casa de la Faraona y en otras épocas hasta la cruz de los Gallegos, al final de la calle San Bartolome, llegado a este punto volvía y esperaba la Virgen en la casa de la Paloma; en ese momento salía la Virgen que se acercaba lentamente hasta producirse el encuentro que rememoraba el de la calle de la Amargura. era especialmente destacable la cantidad de saetas que se cantaban en esos momentos. A continuación ambos retomaban la procesión por el lateral del Llano hasta enfilar por la calle Martín Rey camino de la parroquia. Hasta cinco veces salia la Virgen del Consuelo a la calle durante la Semana Santa. La gente recuerda que el mayordomo, José Dorado, solía comentar “No sé como la Virgen esta viva con tanto ajetreo...”

Acerca de los cultos internos a la Virgen disponemos de pocos datos. Uno de los mas interesantes corresponde a 1931, del que nos da testimonio un lujoso díptico en el que se anuncia como cultos cuaresmales, un quinario consagrado en honor a nuestro Padre Jesús y Nuestra Señora del Consuelo. Resulta curiosa la solemnidad de los cultos conjuntos y la calidad del díptico anunciador de los mismos, justo días antes de la proclamación de la II república. Es de destacar la gran amistad durante ese periodo de los dos mayordomos: José Dorado Rico y Rafael Sarmiento, que podría explicar la unión para llevar a cabo de la manera mas digna posible los cultos de sus titulares. Se tienen noticias de que durante los últimos años de la república, la capilla de San Bartolome fue utilizada como mercado, y esto provocaba un gran descontento en ambos mayordomos.

Otro capitulo importante es el que corresponde a los hechos que acontecen durante 1936. Versiones orales parecen apuntar de que es José Arias Olavarrieta quien comunica de forma confidencial a José Dorado Rico, su intención de trasladar la imagen de la Asunción a un lugar seguro ante el periodo de inestabilidad que se vive en el país tras la elecciones generales de1936 y le recomienda hacer lo mismo con la Virgen del consuelo, mas aun teniendo en cuenta las circunstancias que acontecen en San Bartolome. El mayordomo habría de trasladar en secreto la imagen de la Virgen a su domicilio, sitio en la actual calle Real, esquina con el Ejido y la callejuela del Herrero. Aunque algunas versiones que circularon por Cantillana apuntaban a que la Virgen permaneció escondida en un ataúd de los que fabricaba el mayordomo, Nuestra Señora del Consuelo se oculto dentro de un cajón de madera que se situó dentro de un armario de obra situado en unas de las habitaciones del ala izquierda de la casa. Los enceres de la Virgen también se encontraban en dicho domicilio, lugar habitual donde se guardaban, y no sufrieron tampoco ningún deterioro.

Visitas: 203

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio