Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Querida María:

A tus hermanas les encanta lo que les contaste en la carta fechada en Londres, día 12 de noviembre del año 1989,ese sobre contenía también la carta de felicitación a mamá por su cumpleaños. Decías:

La vendedora de flores sonreía; su arrugado rostro resplandecía de gozo. Por impulso tomé una de sus flores.

-Se ve usted muy feliz está mañana- le dije.

-¡Claro!- exclamó- Sobran los motivos.

Aquella mujer vestía tan pobremente y se veía tan frágil, que su actitud me intrigó.

-Sobrelleva sus problemas admirablemente - la elogié.

Ella me explicó entonces:

-Cuando crucificaron a Cristo, el Viernes Santo, fue el día más triste de la historia. Y tres días después, Él resucitó. Por eso, yo he aprendido a esperar tres días siempre que algo me aflige. Las cosas siempre se arreglan de una u otra manera en ese tiempo.

Seguía sonriendo al despedirse de mí. Sus palabras me vienen a la mente cada vez que estoy en dificultades: “Hay que esperar tres días”.

Escrito de Ernesto García Lechuga

Visitas: 271

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Santy (Angel Macareno) en febrero 26, 2013 a 6:56pm

Hola Curro.

Magnifica la historia que nos dejas, gracias por compartirla con nosotros.

Un abrazo.

Comentado por tianera en febrero 26, 2013 a 6:53pm

si es buena idea aunque a veces la pena dura mas

Comentado por rosa maria morilla rodriguez en febrero 26, 2013 a 3:43pm

YO HE APRENDIDO A ESPERAR TRES DIAS SIEMPRE QUE ALGO ME AFLIGE LAS COSAS SIEMPRE HAY EXCEPCIONES COMO EN CASI TODO PERO SIEMPRE SE ARREGLA DE UNA MANERA O DE OTRA GRACIAS AMIGO 

Comentado por paco en febrero 26, 2013 a 2:43pm
Está muy bien,da que pensar.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio