Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Ya han pasado unos años, pero Tu recuerdo aún sigue muy vivo en mi memoria.
Craso error el cometido aquel año; prescindir de vestir el ruán negro un Jueves Santo, con el único objetivo de poder veros procesionar por las calles de Sevilla, se convirtió con el paso de las horas en una de las decisiones más erradas de mi vida.

La tarde, plomiza, auguraba tristes noticias. Gotas de lluvia dispersas iban regando la tierra de María de Santísima, y la preocupación crecía y crecía en mi interior. Vestido para la ocasión, con la que entonces era mi novia, y hoy mi esposa, me apresté a acudir a Tu encuentro.

A través de la radio íbamos siendo informados, una tras otra, de las frustradas estaciones de penitencia de cada una de las hermandades del Jueves Santo. Cuando la desesperanza se iba apoderando de mi corazón, un rayo de esperanza, una Merced concedida por la Madre a este simple humano. En la radio anunciaban:

"Pasíón ha decidido hacer la estación de penitencia".

Con el corazón desbocado por la emoción, los ojos bañados en mil y una lágrimas y el escalofrío recorriendo todo mi cuerpo llegué hasta la Plaza del Salvador.

Emocionado y recogido contemple entre oraciones el fluido discurrir de mi Hermandad.
Al pasar el maniguetero mercedario, suspiré aliviado al comprobar que, aunque encapotado, el cielo pareciera haber querido dar una tregua a los sevillanos.

Pero ocurre que las cosas siempre son como Tú dispones que sean, y cuando avanzabas sublime por la calle central de la Campana empezaste a desarrollar Tu plan. Hiciste llover con una virulencia tal, que pareciera que jamás hubiese llovido.

Sorprendidos por tan inesperada e imprevista lluvia, mis hermanos procedieron a cubrirte con un plástico para evitar que tu divina imagen fuese a sufrir algún desperfecto, mientras que con la tranquilidad y diligencia que nos caracteriza, se reorganizó el cortejo para volver sobre nuestros pasos hasta la entonces Parroquia del Divino Salvador.

Enterado de estas circunstancias por la información que iba escupiendo la radio, volví hacia la plaza del Salvador para poder contemplar de nuevo tu rostro.

Fue entonces cuando comprendí, que no fuí yo quién decidió no vestir el negro ruán aquel año. Fuiste Tú quien lo decidió por mí, porque me tenías preparada, a mi y a todos cuántos te vieron, una lección de amor y humildad, que para siempre ha quedado grabada en mi recuerdo.

Avanzaste presuroso atravesando el gentío apiñado en la plaza. Ibas envuelto en aquel plástico que te habían puesto para protegerte. El calor que manaba del interior de tu paso de plata lo iba empañando poco a poco. Pero a mis ojos era Tu aliento el que empañaba dulcemente aquel plástico, respirabas el amor de todos tus hijos allí congregados; irradiabas esa mansedumbre de tu divino rostro, con la que sujetas el madero de nuestros pecados, y me hablabastes a mi, en un lenguaje que no necesitó de palabras y sí de ternura.

Desde entonces, cada vez que voy a verte, sonrío, y te doy las gracias, porque aquel día me enseñastes a quererte con una ternura infinita, como la que Tu nos dispensas a todos nosotros, pero sobre todo, me enseñastes a ser tan humilde como Tu, y comprendí que nosotros, los hombres y mujeres, tan sólo somos simples herramientas de las que Te vales para predicar tu palabra de amor al prójimo, y realizar tus misericordiosos actos. Tu siervo soy, Señor, y a tu bendita Madre, mi Virgen de la Merced me encomiendo, para que guíes mis pasos porque tu amor, tu humildad y tu mansedumbre nos enseñan día a día a no sentirnos más que pequeños granos de arena en el edificio de tu grandeza.

Visitas: 145

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Arennal en junio 1, 2010 a 10:40pm
Debió ser la penitencia mas dura que hayas echo. Yo este año casi hago lo mismo y no hiba a vestir mi tunica de terciopelo, al final no pude, cuando llegó la hora de decidir no podia aguantar y me la puse. Fue la mejor decision que pude tener. Un saludo y gracias por compartir tus sentimientos, lo mas puro que tenemos.
Comentado por TASIA en octubre 8, 2009 a 4:47pm
Más de una vez he pensado dejar el ruán colgado un año para ver a mi Hermandad en la calle pero...hay algo que me lo impide, algo que hace que en él último momento vaya a por mi papeleta de sitio y acompañe a mi Cristo con la misma Cruz que él portó en su hombro...por algo el lema de mi Hermandad es "Toma tu Cruz y´Sígueme". Por algo debe ser que nos demuestra que Su Voluntad es la nuestra.
Saludos

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio