Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Estática, demacrada, resignada. Aún sabiendo la trágica pérdida que acaba de sufrir, el tiempo sucumbe a las plantas de una Virgen que, hoy igual que ayer, se muestra serena ante el horror de la muerte. Está viendo a su hijo, a la carne de su carne, la sangre de su sangre, ha sido testigo de las afrentas que ha sufrido... y a pesar de todo ya no le quedan lágrimas que derramar.
En estos días, aniversario de lo que fue -y es- un auténtico calvario, encontré esa foto y, al instante, supe que me recordaba a alguien conocido. Yo conocía ese rostro, pero no acertaba a decir quién era exactamente. Yo conocía esa palidez en el rostro. Reconocí al punto esas ojeras cansadas. Recordé esa mezcla de serenidad y tormento en las mejillas. Y entonces, al mirar el brillo de esos ojos que desvelan el secreto de quien se sabe muerto en vida para el resto de sus días, lo supe. Esa Virgen es la viva imagen de la madre de Marta, Eva Casanueva...
Eva, esa madre que sufre en sus carnes el calvario que padeció su hija, tal como la Virgen hubo de soportar el tormento de Cristo. Ambas reflejan en sus rostros la crueldad de la muerte. Ambas comparten las ojeras, fruto del cansancio que ha hecho mella en lo más hondo de sus almas. Ambas han gastado las lágrimas, que fueron a fundirse en súplicas y últimos cartuchos de esperanza cuando ya no quedaba nada, para terminar siendo resignación que clama al cielo buscando el regreso de lo que ya nunca tendrá cabida a su lado. Ambas parecen muertas en vida, derrumbadas ante la ausencia de lo que fue la razón de sus vidas.
Eva, hecha metáfora en la Quinta Angustia de María, sabe de la muerte de su hija. Sabe de su tormento. Sabe de su ausencia. Ella tampoco rompe a llorar, sino que se resigna rezando al cielo, pidiendo una solución a tan cruel tormento. Eva, igual que María, espera a los pies de la cruz, de su propia cruz, con los brazos ansiosos por recoger el cadáver de su hija; un cadáver qué debería estar entre sus brazos, y sin embargo no llega...
Y a pesar de todo, incluso después de un año hierática al pie de su propia cruz, soportando los recuerdos, ella espera resignada a que un día su verdugo decida desclavar el cuerpo de su hija, para recibirlo en su lento descender; pausado, como borrando todo resto de tiempo, sin importar nada más que volver a tenerla entre sus brazos, poniendo por fin punto y final al peor calvario, la eterna espera.

A la memoria de Marta, a su familia completa.





Sergio Rovayo.

Visitas: 283

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por CHE (Maria Jose Cejudo) en febrero 8, 2010 a 1:57pm
La verdad es que deberian hablar, y que esa familia tenga donde razar, hablar, o visitar a su hija. Y por supuesto que ella descanse en paz, en un sitio digno. Ojala paguen lo que han hecho y no se queden tan tranquilos en la calle. Un beso.
Comentado por Jordi de Triana -FUNDACEC- en enero 30, 2010 a 2:51pm
Magnífico paralelismo. LLanto, dolor, resignación y esperanza. El gesto suplicante de la Virgen refleja la mirada de Eva, una mirada al tiempo perdida y buscando respuesta en el Padre Eterno. Lamentablemente la madre de Marta no ha podido recibir el cuerpo de su hija para al menos entregarle un último beso y darle compañía en su último viaje.
Comentado por MADRUGA en enero 29, 2010 a 2:39am
sin comentarios sergio, no puedo decir nada, solo que me has dejado sobrecogida, mejor no se puede expresar el dolor de una madre, que la ESPERANZA HAGA, que termine pronto. un beso enhorabuena hermano.
Comentado por tatovaral en enero 28, 2010 a 11:01pm
Sergio cuanto sentimiento y que calvario mas duro, está viviendo esta familia.
Comentado por Emi(Angel macareno) en enero 28, 2010 a 10:24pm
Que quieres que te diga si me he quedado sin aliento...
Comentado por Elias en enero 28, 2010 a 10:02pm
sergio como sienpre nos haces llorar y amigos comotu ninguno eres unico
Comentado por Azahar de San Gonzalo en enero 28, 2010 a 9:24pm
Sergio, increible el símil, yo diría que perfecto. Me has emocionado muchísimo. Malditos sean esos canallas. Un abrazo muy muy fuerte. No dejes de escribirnos.
Comentado por auxi en enero 28, 2010 a 8:32pm
Mi mas sincera enhorabuena,me has emocionado .Un saludo.
Comentado por esperanza jimenez vazquez en enero 28, 2010 a 7:35pm
Sergio te felicito, porque de verdad se ve que eres una persona auténtica y con mcuho sentimiento, has hecho una comparación de la Virgen con la madre de Marta que emociona, pidamosle a la Santísima Virgen, que aparezca pronto Marta, para que termine el calvario de sus padres. No dejes de escribir que lo haces más que bien, y es muy agradable leerte.

Un enorme abrazo desde Triana.
Comentado por Jose M en enero 28, 2010 a 12:47pm
Sergio, felicidades por estas bellas palabras donde haces un emotivo recuerdo a esta familia que lleva ya un año sufriendo la perdida de su hija, ya esta bien por Dios que esos asesinos digan ya la verdad y aparezca el cuerpo de Marta. Preciosa la comparacion entre el sufrimiento de estas dos madres. Un abrazo desde Torredonjimeno. Enhorabuena por tu magnifico blog

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio