Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Año del Señor de 2005. Servidor, que por aquél entonces aún andaba en la quincena de edad, paseaba tranquilamente por el centro de Sevilla con su familia unas semanas antes de nuestra Semana Santa, concretamente el Viernes anterior al Viernes de Dolores. Un día lluvioso (mejor que llueva ahora a que llueva durante nuestra Semana Mayor, pensaba) por la Avenida de la Constitución, por tanto lo mejor que podíamos hacer era guarnecernos y esperar hasta que pasara la lluvia. Vimos que la puerta más cercana que estaba abierta era la de la Catedral, concretamente la que está más cerca de la calle Alemanes, casi enfrente del Horno San Buenaventura:

Al entrar, comprendí que allí pasaba algo. Las luces estaban apagadas, apenas unos focos junto al altar; esa parte de la Catedral (que tiempo después aprendí que no era la Catedral sino la Parroquia del Sagrario) estaba casi llena de gente. Una procesión, me comentan. ¿Una procesión y yo sin saberlo? Así que cogí un sitio y esperé pacientemente. Por desgracia, mi mediana estatura por aquel entonces no me permitía ver mucho más alla de muchas cabezas, por tanto no sabía que podía estar sucediendo.

De repente, empiezo a avistar un cortejo procesional. Cruz alzada, gente perfectamente trajeada entre cirios morados y un silencio únicamente roto por un trío de capilla, al fondo de la Parroquia.

Pasa un estandarte morado, con una Cruz sobre la que cuelga un Rosario y una Corona. ¿Qué Hermanda puede ser? Cada vez la intriga me corroe más. Y de repente empiezo a ver algo:

En un Nazareno. Pero lleva la Cruz al revés. No puede ser el Silencio, aparte de que no estábamos en la Madrugá. Sin embargo, me suena esa imagen, sencilla, sin túnica bordada, sin Cruz de Carey, sólo Él. De repente veo como las andas se van acercando hacia mi y se para justo delante de donde estaba situado un servidor. Y lo que pasó en ese momento no se puede describir:

Algo tiene esa imagen que conectó conmigo. De repente el cortejo continúa, entra a la Santa Iglesia Catedral, pero en mí quedaba algo. Tenía la sensación de haber visto esa imagen antes, mucho antes. Sin embargo, sabía que no salía en la Semana Santa. Pero esa imagen, tan pequeña, que parecía antigua, que dulcemente abraza la cruz, que no la porta, porque está abrazando la Salvación de todos nosotros, tenía algo. Días después me entero de que es la Hermandad del Santísimo Cristo de la Corona y Nuestra Señora del Rosario, y esa imagen el Cristo de la Corona.

Semanas después, estaba en casa de mi querida abuela hojeando tantos y tantos libros de Semana Santa que mi tía, quiosquera, coleccionaba para mí. Concretamente hojeaba un libro llamado "Paso a Paso. Semana Santa 1993" de los coleccionables de un periódico:

Supongo que algunos de ustedes lo tendrán o lo habrán visto alguna vez. Pues váyanse a la última página como hice yo aquél día, y entonces lo entenderán todo:

¡Ahí estaba! ¡El Cristo de la Corona! Lo había estado viendo durante toda mi infancia, y ahora volvía a encontrarme con Él. El texto bajo la imagen pone que es una de las imágenes del Nazareno más antiguas de Sevilla, anterior a la producción de la familia Ocampo. ¡Más antiguo que el Silencio siquiera! y que su dulzura y su belleza hacía de él una imagen muy evocadora, que tenía una antigua Hermandad, que pasaba por ser de las más importantes de Sevilla, pero que se extinguió en el s. XIX, justo antes del boom de las Cofradías sevillanas.

Así que ese Nazareno, al que seguramente nuestros bisabuelos le rezaran, le pidieran o que incluso podrían haber sido miembros de su Hermandad, marcaría el resto de mi vida hasta hoy. Pero eso lo seguiremos contando en otro momento...

(Fotos: todas de mi archivo, excepto la primera y la penúltima. Las fotos son del momento que se narra)

Visitas: 1721

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Víctor GC en febrero 19, 2012 a 9:54pm

Que gran arículo, yo conecté con Él hace unos años yendo a una misa en el Sagrario con mis padres. Desde entonces no me pierdo ni una salida y por la mañana del Viernes de Dolores capilleo siempre a la Iglesia del Sagrario.

Comentado por Emi(Angel macareno) en febrero 10, 2012 a 10:03am

Muy bonito. Te advierto que a mi me ha pasado algo así con tu Cristo, cada vez que voy al sagrario, donde me bauticé, me quedo prendada en su dulcísimo rostro.

Saludos.

Comentado por Santy (Angel Macareno) en febrero 9, 2012 a 8:46pm

MAGNIFICO, GRACIAS POR MOSTRARNOSLO, SALUDOS

Comentado por concapaysombrero en febrero 9, 2012 a 6:38pm

Yo lo ví en mi primera visita a Sevilla; al que no lo ha visto nunca le extraña la cruz al revés, quizá le parece raro epro acaba concluyendo que tirene encanto, mucho encanto. Me ha gustado mucho la formas de redactar esta entrada. un saludo

Comentado por Pepe Trashorras en febrero 9, 2012 a 6:11pm

Soy un enamorado del cristo de la Corona y de su Hermandad.

Comentado por soleano en febrero 9, 2012 a 4:00pm

yo no he tenido la ocasión de verla por la calle ya que ese día sale el Via Crucis de mi cristo pero si que he oido hablar de Él y sinceramente tengo ganas de verlo aunque sea en la Iglesia

Comentado por Joan Luque Cabecerans en febrero 9, 2012 a 3:44pm

Precioso el documento que nos narras sobre una hermandad que a mi gusto, aunque no he tenido el placer de verla, es de las mejores de las visperas.

Un abrazo desde Lérida

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio