Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La imagen de San Juan Bautista de Telde

      

       Con cariño, a José Ubay Suárez Navarro


 

Desde finales del siglo XVIII y, sobre todo el siglo XIX estuvieron marcados por una profunda renovación artística en el ámbito religioso. Una nueva corriente estética, que retomaba los modelos de la antigüedad  clásica, se difundió por toda Europa. Las Islas Canarias no estuvieron ajenas a esta nueva concepción del Arte. Personajes de talante ilustrado como el Obispo Tavira contribuyeron a su difusión por el archipiélago, y muchos pueblos de las islas se vieron inmersos en un proceso de renovación.
Entre estas localidades se encuentra la ciudad de Telde, en la isla de Gran Canaria. La existencia de una talla de San Juan Bautista, en calidad de titular de la iglesia mayor teldense, bajo estas  características suscita un gran interés.
Obra estimable de Fernando Estévez de Salas, máximo exponente del Neoclasicismo en Canarias, y no exenta de cierta polémica por su autoría, fue el punto y final a todo un proceso renovador que vivió la actual Basílica de Telde durante las primeras décadas del siglo XIX.

 

EL ARTISTA

 

La imagen de San Juan Bautista de Telde es una de las piezas más significativas de las primeras obras del escultor canario Fernando Estévez de Salas. Clasificada por Lorenzo Lima en la primera etapa profesional de este artista (1809-1821), la talla demuestra la notoriedad del maestro en sus primeros años de actividad.
La talla del Bautista fue realizada en 1818-1819 y puede ser la primera obra que Estévez envió con éxito fuera de Tenerife, siendo también la primera imagen del artista en llegar a la isla de Gran Canaria, pues la popularidad del maestro fuera en aumento en Gran Canaria y luego enviase dos imágenes más para el convento dominico de Vegueta en Las Palmas.

En el año de 1819, Estévez ya era un escultor reconocido en La Orotava, su localidad natal y donde abrió su taller. En esta época ya habría realizado los encargos para la Parroquia Matriz de la Concepción (Entre ellas, el notable grupo de San Pedro Apóstol). También había realizado obras para las ermita de San Pablo (una Virgen del Carmen y un San José) y emprendió los trabajos de renovación de la ermita del Calvario, donde se colocaron hacia 1814 un San Isidro Labrador, una Santa María de la Cabeza y el grupo escultórico de La Piedad.
También realizó notables obras para los conventos de la Villa, en especial el cenobio franciscano de San Lorenzo, que se reponía del desastroso incendio de 1801, entre las que cabe destacar la Dolorosa encargada en 1816 por el arquitecto José de Betancourt y Castro para su capilla familiar, o el Santo Tomás de Villanueva para la iglesia del convento agustino.
Durante esta etapa también habría realizado obras para otras localidades de la isla, como San Cristóbal de La Laguna, Candelaria o Los Realejos.


LA TALLA DEL BAUTISTA

 

La efigie de San Juan Bautista de Telde tuvo como antecedente la talla homónima de la Parroquia de San Juan Bautista de La Orotava, una notable escultura del siglo XVIII, de posible escuela genovesa llegada a la isla en torno a 1780.
La imagen titular del templo villero se presenta con la variante iconográfica de ángel precursor de Cristo. A diferencia de ésta, Estévez opta por una simplificación de la iconografía, mostrado al santo en su condición de Bautista. La talla grancanaria, de pie y portando una sencilla capa, no presenta tanto desequilibrio y ofrece una sutileza mayor en los detalles. En el caso del cordero, la realización teldense resulta una réplica exacta de su precedente.

Cabe destacar el interés que maestros locales otorgaron a la talla del Bautista de La Orotava, como demuestra las realizaciones del cordero talladas por la familia Perdigón, la reinterpretación en la imagen de San Juan Degollado de la parroquia de Arafo o la propia realizada por Fernando Estévez para Telde.

EL ENCARGO

 

Aunque hoy en día está reconocida la autoría de Fernando Estévez sobre la imagen de Telde, no evitó que suscitara un debate sobre ella, en relación con una carta fechada en 1813 en la que se encargaba una pieza de igual iconografía al escultor Luján Pérez.

En 1914, la talla fue atribuída con dudas por Tejera y Quesada a Luján Pérez y, más tarde, Hernández Benítez atribuiría la obra, junto con la homónima villera, a Fernando Estévez, después de reconocer una gubia importante para su ejecución, llegando a plantear escultores como “José Esteve en Valencia, Roque López Mula, el continuador de Salzillo en Murcia, Julián San Martín en Madrid y los gallegos José Ferreiro y Benito Silveira”.

La talla como obra de Luján responde a la existencia de unas cartas fechadas en 1813, entre la mayordomía parroquial de Telde y el taller del maestro de Guía. En ellas aparecía “el San Juan está ya empezado y Pérez tiene interés en que salga cosa buena” que respondía al interés de los beneficiados de San Juan de renovar su imagen titular por “ser sumamente pequeña y nada de gusto la que se halla en el Sancta Sanctorum”. Ya la parroquia de Telde conservaba otros trabajos del taller de Luján, entre los que se encontraban unos ciriales de madera, un Cristo o San Juan Evangelista.
Así, para el templo realizó en 1813 una imagen de San José con el fin de decorar el retablo mayor junto al primitivo San Juan Bautista y al afamado Cristo de Telde. Sin embargo, la imagen titular no la llegaría a concluir, sin existir alguna noticia que permita conocer el motivo.

Así, la nueva efigie del Bautista sería confiada a Estévez, quien la comenzaría en los últimos meses de 1818 y sería trasladada desde la Villa hasta el puerto de Santa Cruz de Tenerife, donde se transportaría hacia la isla de Gran Canaria.
Los comitentes manifestaron su agrado por la nueva obra, que debió ser bendecida en junio de 1819, en calidad de titular del templo y patrono de la ciudad, siendo la representación más importante del artista que conservan los templos de Gran Canaria.

“…la necesidad qe había en esta Iglª de una buena escultura del Patrono qe fuese capaz de excitar e infundir en la piedad de los fieles una verdadera devoción al Precursor de Nuestro Señor Jesucristo; por cuia razón se encargo dha Imagn a Dn Fernando Esteves, vecino de La Orotava pr recomendn del capitn Dn Jose de Lugo y Cabrejas”

 

 

  • Un notable agradecimiento a D. Juan Alejandro Lorenzo Lima, doctor en Historia del Arte por la Universidad de Granada, por su profundo estudio sobre esta hermosa talla y por la facilitación de la información aquí publicada.

 

 

BIBLIOGRAFÍA:

Juan Alejandro LORENZO LIMA: "El artista, el modelo y la escultura. Reflexiones sobra la imagen de San Juan Bautista de Telde, obra de Fernando Estévez (1819)" en Actas de las III Jornadas "Prebendado Pacheco" de Investigación Histórica. Tegueste, 2011.

 

 

Visitas: 2284

Los comentarios están cerrados para este post

Comentado por Curro Cayuso Bueno en enero 27, 2012 a 9:38pm

San Juan Bautista de la capilla de la Paz de Sanlucar la Mayor , Sevilla. 

" EL PROCLAMO CON EL BAUTISMO LA CONVERSION DE JESUCRISTO"

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio