Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Mientras el joven avanza por el camino rojo, el tiempo en la ciudad se hace eterno. El aire hace una pausa para acariciar el cuerpo muerto del Hombre. Sevilla se queda muda, fría y sin aliento. El cadáver de madera encarnizada está escribiendo el devenir de la historia de la humanidad y, a la par, ha construido una senda tan hermosa por la que caminar que hoy día ninguno de nosotros podemos alejar.

 

Ahora el joven se detiene, se para simplemente a mirar. De arriba abajo el joven encuentra en esa semblanza iconográfica realidades del dolor más pasional. Ve a una Madre muerta en vida tras soportar un sinfín de palizas sentimentales, ve a al Dios de la Caridad humana reventado por azote del hombre. Ve a una comitiva llevando al Señor a su duelo eterno y fundamental… Pero además, el joven se percata de una divinidad, un milagro oculto y a la vez visible.

 

Retiene conmovido una imagen en su cabeza. Está sonando en su cabeza una melodía escrita en el pentagrama del alma, un sentimiento que nació amarrado a el… Está viendo su pasado, su presente y su futuro envueltos en un milagro dorado del neobarroco sevillano.

 

Irremediablemente la emoción le va a acompañar a partir de ahora. El joven, muy pensativo ahora, prosigue su camino, el camino dentro del camino, tan dentro el uno del otro, como que son el mismo. Caminos de un Lunes Santo que conducen al verdadero camino de todo este entramado. Al mismo que el joven dirige sus pasos.

 

Aupada entre un mar de lirios florece, ya para siempre, la Rosa bendita que el mismo Dios en su extrema Caridad le regala a los seres humanos. La Rosa nacida de su sangre, la que destaca entre la muerte… La Rosa que inicia un camino rojo, un motivo, una razón… La Rosa de Santa Marta, la que explica con una simple permanencia todo el sentimiento y la vida de la Semana Santa. Ese es el sentido a todo esto, por Ella Sevilla se desmelena… La Rosa que el joven vio durante pocos segundos, los necesarios para darse cuenta de que era la Semana Santa…

 

Gracias eternas de parte del joven al Dios muerto de Sevilla y a su Madre de las Penas. Gracias por mostrar con tan simpleza un misterio tan complejo, gracias por construir cada día su vida, por ser su pena y su alegría… El tiempo se volverá a parar cada Lunes Santo para que la ciudad entienda su cima… Y mientras, el joven avanzará por el camino rojo… El de Sevilla, el de Santa Marta y el de su vida… El camino de la Semana Santa.

 

 

 

José Antonio Montero Fernández.

 

A la hermandad de Santa Marta.

A la Semana Santa.

A Sevilla.

Visitas: 1433

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio