Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La Virgen de enero (a la Virgen de la Paz, de los Aceituneros de Utrera)

Se despierta el día. Ya huele a nuevo el ambiente, como si un paso de año conllevara una renovación total.
Otro año más a las espaldas dirían algunos, otros observan cómo un sinfín de oportunidades se presentan para lograr una vida mejor, en cambio, la vida sigue y su cruel monotonía hiere cada vez más al que no tiene en quien apoyarse, en quien refugiarse o incluso con quien compartir.
La vida está llena de momentos, y son las personas las que llevan a que esos momentos no pasen como un río, que pasa y pasa, y pasa.
En cambio, al llegar este mes, estrenamos calendario, que es un ceremonial no reflejado en ningún libro pero que sirve para que dicha monotonía se renueve y se refresque, se desempolve la cartera y se vuelva a abrir para que entre un nuevo calendario.
Al introducir el calendario observo y escucho al viejo aceitunero, que todavía le recuerda a su esposa que al final del mes tienen que ir a una cita importante, que tienen que ver a su virgen.
Esa cita a la que, desde que fundaron la hermandad, nunca ha faltado.
La señora bautiza su mes desde el principio hasta el final. Qué coincidencia tener que bajar a la tierra en unos momentos en el que tanto te necesitamos. Tu nombre y tu visita nos vienen al pelo.
El mes va pasando y cada vez que escucha tu nombre el hombre se va preparando para tu venida, es su peculiar adviento, sabe que pronto tendrás las manos abiertas para que pueda depositarles un beso. Y así recordar a otros aceituneros que ya no están con nosotros, pero sí contigo.
Hacia la última semana del mes de tu nombre todo es distinto, el frío hace presagiar tu llegada, claro, la nieve te ha hecho un manto y vienes entre algodones, ya estás aquí, un perfume de rosas, sólo hecho para ti, delata tu presencia. Tu cabeza inclinada es inconfundible entre la penumbra y, con la luz, tu mirada joven le hace recordar al viejo aceitunero sus comienzos en la hermandad.
Todo por un beso.
Si un beso demuestra todo lo más sincero, en este mes el amor de tus hijos te hace presente en sus vidas, en sus familias y en sus recuerdos…y pensar que llamaban locos a esos que creían que era posible formar una hermandad que pronunciara a los cuatro vientos la Justicia y la Paz.
Cómo cambian las cosas, piensa, y tras el beso se marcha convencido de que la Paz sigue con nosotros y que cada año sigue bajando a bautizar su mes con su nombre de mujer.
Juan Gutiérrez García

Visitas: 88

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio