Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Si es usted asiduo a éste terreno denominado Internet, observará con facilidad una serie de comentarios realizados por “cofrades” que exaltan a su Cristo o a su Virgen, a la vez que de cierto modo atizan o infravaloran al resto, de locos de remate. Por ponerles un fácil ejemplo: “Mi Cristo el mejor de todos!” o “el más bonito” o “donde esté mi Virgen que se quiten las demás”, etc.

Antes de nada, me gustaría profundizar en el concepto “Mi” Cristo o “Mi” Virgen. Es común pensar que un cofrade, una persona, se hace hermano de una Hermandad u otra por motivos de familia, o de localización geográfica (vamos, se hace de la de su barrio), es posible que así sea. Luego están los que piensan que cada uno se hace del Cristo o la Virgen más bonito/a, craso error, no me cabe en la cabeza que alguien se afilie a una Hermandad por motivos estéticos, pero bueno, tal y como están las cosas hoy en día, no lo veo imposible. Y luego, estoy yo, que soy un caso. Verán, es posible que alguien se haga de una Hermandad porque su padre haya sido costalero de tal Cristo, o porque desde el balcón de su casa se pueda ver perfectamente la salida de una Hermandad, o incluso porque un misterio le parezca muy bonito, pero yo creo que en algún momento de nuestra vida, salta una chispa entre nuestra alma y una imagen, esa chispa es imposible de explicar con palabras, sólo sé que salta antes o después en nuestro corazón. Es algo muy profundo y espiritual, una talla nos tiende la mano y nos dice “ven” y nosotros, simplemente, vamos. Señores, podemos darle muchas vueltas, pero lo cierto es que nuestro Cristo o Nuestra Virgen es aquel que, en el instante en que nos ponemos a rezar y nos elevamos mentalmente a Dios Padre, se nos aparece en nuestra mente casi por arte de magia, como si viniera a escucharnos. Señores, que Jesús o la Virgen María tienen la cara que nosotros les queramos dar. Señores, no le demos más vueltas.

Vamos ahora al tema inicial, una vez aclarado estos conceptos. No podemos olvidar lo que conlleva ser cofrade. Cuando alguien dice “Mi Virgen es la mejor de todas”, no sólo está diciendo una tontería, porque no sé en qué cabeza cabe el hecho de que haya más de una Virgen, o más de un Cristo, sino que está ofendiendo a otros cofrades, porque se desmerece (quizás sin querer, quizás no) la imagen que ellos tienen de Jesús o María, ¿recordáis aquello de amar al prójimo? ¿No os dais cuenta de que le estáis haciendo daño a otros cofrades? Pensadlo un poco, a vosotros no os gustaría que os lo hicieran, que lo sé yo. Todos los cristianos tenemos derecho a ver a Jesús y a su Madre como queramos, y por ello, tenemos la opción de elegir cómo lo queremos ver, que alguien intente imponernos su forma de verlos… en fin, no es de alguien que sea cristiano, ni tampoco excesivamente inteligente. Y es que es de no tener dos dedos de luces pensar que una forma de ver a Dios es superior a otra. ¡Que todas nos están explicando (cada una a su manera) que Dios está ahí arriba! ¡Que todas tienen el mismo fin! ¿Qué importa que para elevarnos al Padre escojamos una escalera de color verde o una de color azul? Si lo importante es lo que está arriba, querido.

Sólo quiero que de una vez por todas entre en algunas cabezas lo que parece una obviedad. Que Dios, Hijo y Madre del Hijo no hay más que uno, lo que nosotros vemos en el mundo terrenal no son más que las diferentes formas de acercarnos a Dios al pueblo, es decir, para unirnos. Por favor, que no nos separe… vamos a darnos cuenta que ser cofrade implica ser cristiano.

Visitas: 453

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Pepi Lucas en agosto 3, 2011 a 12:48am

" CHAPO" Esperanza por tus palabras , Maria es solo una y Cristo solo uno ,pero como bien dices segun donde te hayas criado y los vinculos familiares tu les pones cara a las imagenes que te han unido de toda la vida y parece que esa imagen con el fervor que tu le tienes te va a ayudar en los momentos dificiles que estas viviendo . 

Comentado por José David Muñoz Oliva en julio 30, 2011 a 5:51pm

Buena aportación.

La devoción hacia cualquier imagen, debe de servirnos como sendero que nos acerque al verdadero Dios, o a la confianza verdadera en María la Virgen.

Lo que debe de ser descartado y eliminado de raiz, bajo mi punto de vista, es cuando esa devoción se queda en lo que vemos, y no nos eleva a lo espiritual. No podemos pedir la vida a nada terreno, pues todo lo terreno es pasajero.

Muchas iglesias ardieron y arderan, y con ellas sus sagradas imágenes, pero aún con esto, la fe del cristiano no será destruida, dado que nuestra fe no estará puesta en nada que las llamas podrán calcinar, ni en nada que el agua pueda arrastrar.

 

Comentado por Cristián Andrés Contreras Cuadra en julio 30, 2011 a 4:38pm

Estoy muy de acuerdo con lo que expones aquí. Pienso, que esto que te preocupa, es porque los cristianos católicos no hemos sido formados bien con respecto a la devoción popular, y es verdad: Cristo es Uno sólo, La Virgen María es una sóla, sin embargo nosotros le damos títulos (como los de nobleza) para manifestar que, bajo esa advocación, bajo ese título, Dios nos da muestras de su amor y su gracia. Para los que gustan leer la Biblia-que considero es obligación hacerlo para creer bien y con fundamentos-en el Libro de los Números 21,4-9 vemos que a Dios no le molestan las imágenes que Él mande hacer sobre Él (lo mismo la Virgen), sin embargo, en el libro del Éxodo 32,1-10, vemos que la identidad de Dios no está en una imagen-por eso Dios se molesta con el pueblo de Israel y quiere destruirlo-sino en Él mismo. Ahora Bien, La imágenes de Cristo o de la Virgen son pura y santa expresión de la fe de un pueblo (Toda Andalucía es ejemplo de esto, lo mismo su hija: América Latina) esta fe movida por el Espíritu Santo (no olvidemos eso).entonces, todos estamos llamados a Amar a Jesús como "Cristo de los Gitanos" o "Señor del Gran Poder" y a la Virgen, Su Madre Santísima como: "Esperanza Macarena" o "Esperanza de Triana"...etc. De esta manera Nuestro Señor procura que le amemos.

Bueno, aquí mi pequeño aporte (para que sirvan los estudios que hago en el seminario jaja)

¡Bendiciones y Saludos!

Comentado por luis acemel marquez en abril 28, 2011 a 11:34pm
totalmente de acuerdo ,hay q tener respeto, a cada uno le puede gustar lo suyo, pero sin menospreciar a los demas, saludos
Comentado por Manuel Garrido Pérez en abril 26, 2011 a 3:40pm
Muy bien el comentario totalmente de acuardo, que cada uno le guste lo suyo pero sin menospreciar lo de los demas. un saludo
Comentado por José David Muñoz Oliva en abril 25, 2011 a 10:47pm

Llega a romper en si la devoción real que lleva a las personas a Dios, la forma de la que se llega a venerar a las imágenes. Pienso que posiblemente el decir "Mi", se refiere a decir "Yo y lo que yo pienso" es lo mejor. Me cansa, llegando a asquear las competiciones que parecen realizarse en nombre de un mismo Dios, y de una misma Madre. Fijaros en las poblaciones que son rivales al máximos los cofrades de un color u otro (verdes y morados) o como quieran ser identificados.

 

En ocasiones, no solo se reivindica la egemonía de una imagen sobre otra, sino que eso sirve de pretesto para respaldar un estilo, un círculo de amigos, una forma de vestir, un barrio...convirtiendo realmente nuestros gustos y afinidades en verdadera razón de abanderar el cariño a una u otra imagen.

 

Es mi humilde opinión. Saludos a todos.

Comentado por Adrián Muñoz en abril 25, 2011 a 8:36pm

Yo por ejemplo, tengo devoción por mi virgen de la Esperanza, pero como dices, no se me refleja su imagen al rezar ni nada parecido, quizás sean cosas de que es así.

O quizás que soy malisimo para recordar las caras de las virgenes (se me parecen mucho), pero yo en mi interior sé que MI virgen es la Esperanza, y por más que intente recordar su cara, apenas lo consigo, pero sigo diciendolo es MI Esperanza, y eso no lo cambia ni el mismisimo Dios.

 

Y sí, ha de salir de dentro de la persona, eso de que hay gente empeñada en poner a Jesús Y María de la forma de su cristo u virgen, es erroneo, nisiquiera sabemos como era el aspecto físico real de Jesús.

Tenemos tallas de madera que son aproximaciones, y todas igual de validas.

 

Un saludo.

Comentado por Jose (Esperanza Linense) en abril 25, 2011 a 8:31pm

Efectivamente. El "mi" es lo importante, es lo que hace a una talla nuestra, por así decirlo. Y mi Cristo no tiene por qué ser tu Cristo, es evidente.

 

Pero en la práctica, no es tan evidente, aún hay gente empeñada en imponer a su Cristo/Virgen como la forma más adecuada de ver a Jesús y María. Y si eso no sale de cada individuo... malo.

Comentado por Adrián Muñoz en abril 25, 2011 a 8:09pm
Sinceramente, la pura verdad todos los cristos representan a la misma persona, igual que la virgen, solo que con diferentes aspectos, y el cristo de cada uno el "mi" que le ponemos, es aquel al que más afinidad tenemos, al que más devoción le debemos.

Pero todos, todos, todos son igualmente importantes, y no se debe menospreciar a ninguno.
Comentado por Manuel Garrido Pérez en abril 25, 2011 a 8:01pm
estoy totalmente de acuerdo contigos, estas personas son fanaticas y hablan como si fueran una competicion, tengo un amigo que por cierto es muy buena persona,decia de su Virgen que era la Señora, y yo le contestaba que si las demas eran las criadas. un saludo

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio