Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


El piropo más exacto de la ciudad más hermosa del mundo se labró a base de caminos infinitos. Caminos sentimentales del pueblo que en forma de imagen esculpieron devociones en un conjunto de ellos mismos. Igual que todos los caminos llevaban a Roma, en la ciudad más hermosa del mundo todos los caminos llevan a la Esperanza.

 

Caminos que desde el Polígono Sur traen el punto de partida de todo este reclamo de sensaciones vivas. Allí donde más necesitan de ella, allí se cuida a la Esperanza en forma de Madre Dolorosa.

 

Con la ternura de la Reina de los Mártires y el Dolor de la Virgen del Sol los caminos se estiraron hasta  el Juncal y el Plantinar también en forma de barrio. Mientras, en San Martín, la Divina Enfermera empezó a labrar otro sendero mágico con el que glorificar el bendito ser de la ciudad.

 

Pero antes de colarse en el centro, la Esperanza quiso tallar otro camino de barrio. Le dio forma de corazón y lo creó a la otra orilla del río, le dio arte y simpatía, le dio noche y le dio le dio día... Lo más parecido a la Resurrección de Dios, en la ciudad más hermosa del mundo, es la Esperanza del barrio de Triana el Viernes por la mañana, cuando su Madre baila dolorida por su calle Pureza. A la tarde esa Esperanza que entre aplausos se despide volverá a nacer de nuevo en la Calle Castilla con la Virgen de la O... Nunca un nombre tan corto encerró un mensaje tan hermoso...

 

En la misma rama del camino florecerá la extrema Belleza de la Virgen María, en la cara de la Esperanza de la Trinidad. Allí, a sus pies, el Sábado Santo se encargará de cerrar el sufrimiento y dejar abierta las puertas de la Gloria purificadora de San Luis. Gloria purificadora que, entre divinos bordados y unos andares risueños, hará que el día más bonito para la ciudad sus calles se inunden de Esperanza y de Gracia mariana con la cofradía de San Roque.

 

Y cuando todos los caminos estén listos se unirán bajo el arco bendito de San Gil. Allí, la suprema divinidad de María, la cara más linda del planeta, el Milagro, las esmeraldas... la flor Macarena, hará que la ciudad más hermosa del mundo selle sus caminos con el verde sagrado de los siglos, para bendecir sus calles y a su gente con la definición más exacta de ella misma.

 

Cada uno escribe con su alma el camino que lleva dentro de su corazón, el que más le emociona, el que le hace tocar el Cielo... Corto sería decir que hablamos de una advocación bendita o de un sentimiento devocional... No, creo que no. Creo que la Esperanza en mi ciudad es mucho más que eso, creo que forma parte de la misma... Creo que más que un camino, mi ciudad, la más hermosa del mundo, la de las Siete Letras de Oro... forma parte de este sentimiento, creo que este sentimiento es el que de verdad enseña al mundo el alma de la ciudad... Es este sentimiento el que hoy, a falta de cien días para el Domingo de Ramos, me hace estar tan enamorado de mi ciudad...

 

De hermosa Niña tiene cara,

el camino hecho conjunción.

Lo más puro que se creara

es su nombre y su corazón.

 

La hicieron los siglos de maravillas

y en su ser le grabaron su alabanza:

Si existe el Cielo, se llama Sevilla.

Si existe el Cielo, se llama Esperanza.

 

 

 

José Antonio Montero Fernández.

 

A la ciudad más hermosa del mundo.

A la Virgen María.

A Rasero.

Visitas: 1516

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio