Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


RECOPILACION DE LAS HERMANDADES DE TRIANA EN EL SIGLO XVIII (5ª parte)

 

Recoueses en elpilación extraidas del libro NOTICIAS HISTORICAS DE LAS HERMANDADES Y COFRADIAS DE TRIANA, obra de Joaquín Agudelo Herrero

 

El día 1 de noviembre de 1755, festividad de Todos los Santos, tuvo lugar el famoso terremoto de Lisboa, Joaquín Guichot afirma que "cuentas memorias de aquel tiempo, que amaneció el día despejado y sereno, más que ya entrada la mañana, la Ciudad se vió envuelta en una espesa niebla que no permitía ver los objetos ni á muy corta distancia. Disipóla el sol, que apareció con un color tan encendido como las llamas de un volcán. Alos diez minutos sintiéronse las primeras oscilaciones acompañadas de grandes ruidos subterráneos, con rumbo a Poniente; y como se repitieran los movimientos del suelo y los edificios comenzaran á resentirse interior y exteriormente, las gentes se lanzaron despavoridas a las calles y plazas dando gritos de terror".

Se reconocieron las casas particulares y edificios públicos de Sevilla resultando "ser en número de 333 las casas caídas completa ruina ó que se habían de demoler, 4949 las apuntaladas que necesitaban reparos, y el de 105 las iglesias parroquiales, convento de religiosos y religiosas, hospitales y ermitas, siendo las que más daños sufrieron la Iglesia Colegial del Salvador, que quedó cuarteada á pesar de su sólida construcción, y la de Santa Ana en Triana, que fué necesario cerrar porque amenazaba ruina; las iglesias parroquiales de San Julián y la de San Martín, también fueron cerradas. Las torres de la iglesia de San Isidoro y las del colegio de Regina se cuartearon. Arruinásonse un claustro, el campanario y la capilla de los Portugueses en el convento de San Francisco, Casa grande. La torre del convento de Santa Ana se desplomó sobre la iglesia, cuya armadura hundió y mató a una mujer que estaba orando en el templo. Desplomóse también la torre de la iglesia de la Trinidad, y la del colegio de San Alberto quedó amenazando ruina. Hundiéronse las dos torres de la iglesia de San Juan de Dios; y en la casa profesa de los jesuitas se vino abajo la linterna que coronaba la cúpula de su templo; finalmente, la iglesia parroquial de San Vicente fué la que mñas sufrió entre todas las de Sevilla".

Justino Matute indica "que el templo de santa Ana, quedó cuarteado, y muchas de sus partes en ruinas; tales fueron las naves de San Francisco, la capilla de las Animas, y el embasamento que coronaba el coro, y poco ménos la parte superior de la torre; por lo que fué necesario cerrar la iglesia y trasladar á su Majestad en dolorosa procesión a la capilla de Ntra. Sra. de la Encarnación en la misma noche del 1 de noviembre y desde el día siguiente empezaron en ella á celebrarse todas las funciones parroquiales".

Cuenta Bermejo, que en 1753, Sebastián Miguel de Varas "determinó fundar en el convento del Espíritu Santo de Triana, una Cofradía, con la advocación de Ntro. Padre Jesús de la Salud y María Santísima de las Angustias; y acudiendo á la jurisdicción eclesiástica dándole cuenta de su proyecto, pidió que se le facultase para la formación de estatutos, á lo que accedió el Dr. Pedro Manuel de Céspedes, Tesorero y Dignidad de la Santa iglesia, Provisor por el Serenísimo Sr. D. Luís Jaime de Borbón, Arzobispo de Sevilla, por decreto de 9 de agosto del mismo año".

El fiscal del arzobispado, el licenciado Campo Largo, censuró el 20 de noviembre, la pretensión "de que esta hermandad no hiciese estación a Sevilla, como se indicaba en su regla, sino que la practicara como las demás a Triana"; y las Reglas fueron posteriormente aprobadas por el provisor, el 7 de diciembre de 1753, ante el notario, Manuel de Montalvo.

Constan las Reglas de diecisiete capítulos y en ella se estableció la salidad procesional en la tarde del jueves "debiendo concurrir á ella los hermanos con el traje acostumbrado en otras Cofradías pudiendo también, ir en ella las hermanas", se señaló la celebración de dos fiestas anuales, una al Señor en el segundo día de Pentecosté y otra a la Virgen "el Viernes de Dolores, comulgando en ésta todos sus hermanos".

Se trató de constituir la hermandad en el convento del Espíritu Santo, "según lo convenido, el prior se negó al establecimiento de la corporación en su iglesia, alegando que la del Señor de las Tres Caídas, del mismo barrio, pensaba volver á situarse en ella; y que mientras que ésta no desistiese de su propósito no podía otra hermandad".

Por ello, los cofrades se dirigieron al convento de Ntra. Sra. del Pópulo, cuyo prior aceptó el admitirlos. Por esta razón, "se personó ante el Provisor Gerónimo de Aguilar, que entre los cofrades hacía de Jefe y haciendo referencia de todo lo acaecido, pidió licencia para que la hermandad se estableciera en la iglesia de dicho convento"; y también suplicó que "se facultara

a la Corporación para hacer estación á la Sta. Iglesia como Cofradía ya de Sevilla". El provisor, en 1754, aprobó el traslado mandando que "la corporación acudiera al juzgado para la designación de la estación, y del día que hubiere de efectuarla"; siendole asignada ahora la tarde del Miércoles Santo para realizar la estación de penitencia.

 

 

continuara.......

 

 

 

 

 

Visitas: 674

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Azahar y jazmín en marzo 31, 2011 a 11:13pm

Antonio, vamos de nuevo con historia de nuestro barrio, y aunque hay cosas que se

conocen y saben, pero como siempre son muchas menos de las que creemos, sigue

con nuevas entregas, para que podamos seguir conociendo cosas del pasado, besos.

Comentado por TRIANA FOREVER en marzo 31, 2011 a 5:50pm

Mira que no dejar a la Hermandad de los Gitanos hacer su estación de penitencia a Sevilla, desde luegooooo...hasta en aquellos tiempos ponían trabas a las hermandades trianeras. Porque digo yo, más tarde o más temprano habría que cruzar el puente de barcas ¿no?. En fin...

Por cierto, pobrecilla esa mujer que orando se le cayó encima la torre de Santa Ana, también es mala suerte.


Un abrazo lleno de Esperanza hermano y a por la sexta parte.-

Comentado por INMA R.G. en marzo 31, 2011 a 5:18pm
El terremoto de Lisboa se sintió en Sevilla de tal manera, que incluso llegó a tirar las cuatro manzanas de bronce que tenía la Giralda. Lo que desconocía es que la hermandad de Los Gitanos tenía pretensión de hacer estación de penitencia a la Catedral, en lugar de a Santa Ana, con el peligro que conllevaba cruzar el puente de barcas. Un besote Antonio, y seguimos con el apasionante tema de Historia.
Comentado por MARTA MARIA TRIANA en marzo 31, 2011 a 3:54pm

Como bien dice Manuel, siempre se ha comparado el terremoto que hubo en febrero de 1969 con el de Lisboa del siglo XVIII. Creo que te lo comenté a raíz del terremoto de Japón, que me acordaba perfectamente de ése de 1969, a pesar de mi corta edad...ja ja ja

 

 Bueno a lo que iba, conocía la fundación de la hermandad de los Gitanos en Triana, concretamente en el Convento del Espíritu Santo que según todos los indicios estaba ubicado en lo que hoy en día es el COLEGIO DE CRISTO REY, el cual conozco bastante bien porque no en vano, pasé allí toda mi infancia hasta que cumplí los 14 años.

 

Venga ke mañana comienza tu calvario particular....pero creo ke lo sobrellevas mu a gustito, verdad? ja ja ja

 

Un besote....Martita

Comentado por Conchita D. -Triana- en marzo 31, 2011 a 3:10pm

Muy descriptivo este capítulo sobre las consecuencias del terremoto en nuestra ciudad, así como la fundación de la hermandad de los Gitanos, que este historiador la suaviza, pues cuando presentaron las Reglas a Palacio ponían que se establecerian en el Convento del Espíritu Santo y así fueron aprobadas, mas no obstante la realidad es que no quisieron dar el campanazo de decir que no abiertamente y lo hicieron de forma más sutil, ya que cuando le indicaron irse al Convento del Pópulo fue con la idea de que la hermandad no prosperaría, pues los hermanos tendrían que cruzar el Puente de Barcas y éste era deshecho por las frecuentes avenidas torrenciales de aguas. Pero por encima de los hombre está El que todo lo puede, y ahí tenemos al Cristo de la Salud y a su bendita Madre.

Preciosa la Virgen de las Angustias y la fotografia del Colegio de Cristo Rey, donde estaba ubicado el Convento del Espíritu Santo.

Un abrazo desde la Cava.

Comentado por trompeta-sangre en marzo 31, 2011 a 1:18pm

La verdad es que hoy me has descubierto un montón de cosas que desconocía, los daños que el terremoto de Lisboa causó en Sevilla, que aparentemente está tan lejos y a salvo, incluso muertes como la de la señora que oraba en la iglesia.

Muy curioso el origen trianero de los Gitanos con todos los detalles que yo también desconocía, me quedo a la espaera de máshistoria.

Un besote enorme.

Comentado por MANUEL en marzo 31, 2011 a 12:43pm

Interesantísima aportación,primero, la extensa descripción del terremoto de Lisboa y sus efectos en Sevilla y ,segundo,la fundación en Triana de la Hermandad de los Gitanos...

Acabo de leer precisamente el dramático y lúcido poema que Voltaire hiciera sobre el terremoto lisboeta...Se lo recomiendo a todo el mundo.Está en Internet...Ahora que están de moda los terremotos y los maremotos,afirmar dos cosas.En las costas onubenses y gaditanas hubo un gran maremoto que acabó con la vida de muchas personas a consecuencia del terremoto de Lisboa de 1755...Que en febrero de 1969 hubo otro fuertísimo en estas tierras del sur...Lo pude "vivir" en Huelva capital...Aquello era el fin del mundo...

Estoy leyendo con auténtico interés toda la serie que estás publicando sobre la historia de las cofradías de Triana...

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio