Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Habíamos echado el último paseo del verano, ese , que se iba apagando poco a poco , por el rescoldo solitario, que inundaba las tardes de nostalgia, donde yo me volvía a encontrar ante ti, a eso de las ocho, cuando el minutero iba traspasando la atardecida, por esas lentas horas, donde va corriendo la vida, entre el reencuentro y la ausencia del tiempo, entre ese suelo pegajoso de esas tardes húmedas de agosto, donde yo vuelvo otra vez al sitio de siempre, donde llevas días esperándome en esa plaza llena de naranjos, que se va tiñendo de albero y se pasa el año recitando versos entre cofradías y nazarenos.

Yo quisiera otra vez pintar la Primavera, por los deseos de las mañanas, yo quisiera escucharte cada hora , por las calles tartamudas de Tú Barrio, yo quisiera, que hoy fuera Cuaresma , para encapotar el cielo, por ese palio lleno de estrellas, yo quisiera otra vez esperarte, por la imprudencia de las fechas, entre esos jazmines llenos de flores secas, yo quisiera otra vez verte, entre esos versos que te recitan, por esa mirada acompasada de la calle Francos o ese recitado, que amanece en Álvarez Quinteros, donde yo quisiera que nunca acabara este sueño.

Hoy las horas pasaban lentas, por unas fechas, que desempolvaban los días, por esa amanecida, que pregonaba el nombre de María, en esos balcones del centro, que se adornaban con esas flores llenas de colores, donde Dios volvía a hablarnos desde esa plaza , que abre los latidos a los primitivos nazarenos de Sevilla, donde la luz se volvía a levantar , por esa pasajera mañana , donde las horas morían frente a esa melancolía , que empezaba a escribir sus primeras lecciones , por ese callejón sin nombre , donde nuestra amistad comenzaba la vida, entre esa plaza que atardecía solitaria, donde se disfrazaba de melancolía, donde la luz blanquecina dejaba de anestesiar la ciudad, para llenarnos de Cofradía.

El tiempo se vuelve a parar , por ese sueño , que va amaneciendo lentamente cada día , entre las estrofas rotas de las tardes, donde se encienden los cirios de la nostalgia, para dibujar a carboncillo la larga espera, donde Tú mirada vuelve a llenarme de ceniza la frente, donde me enseñas todas esas cosas, que llevas esperando tanto tiempo en tus muros llenos de tedio, donde la melancolía abre la puerta de la nostalgia, para volverte a ver cada día en Tú camarín o quizás en un recitado sencillo, lleno de letras dormidas, donde yo quisiera presentarte otra vez esas fechas, donde las hojas se despiden de los días, por esas tardes apagadas llenas de horas muertas, que se descuentan , por esas flores secas, donde yo quisiera otra vez pintarte a carboncillo, por esa plaza, que se llena , por los trajes de colores de esa infancia, que va saludando al último tintineo del verano, por esas tardes apagadas, llenas de esos reflejos, que hacían los charcos a la calle, donde volvíamos a pasear junto a esas piedras llenas de siglos, que se van tiñendo, por la adolescencia de unas fechas, que nacerían tempranas, por esos pájaros , que van coloreando la mañana, donde las arrugas se planchan por las esquinas, donde yo quiero volverte a ver en ese recibidor de esa casa señorial del centro, donde te volvería a escribir entre ese antigua cuaderno lleno de metonimia, donde te volvería a recitar entre cada estrofa y cada silaba , y yo solo aquí de nuevo en la costumbre del día a día , en la soledad de las horas , donde Tú nos esperas cada mañana y cada tarde, donde volveremos a verte en la amanecida primaveral de septiembre, donde la polisemia vuelve a escribir rotos esos versos, que se van destiñendo, por esos colores perdidos del Verano, donde Tú mirada se vuelve a cubrir , por la edad de la memoria, donde los paseos vuelven a escribir sílabas a los silencios, donde los fonemas se vuelven violetas, por esas tardes llenas de poetas, donde ya huele al aromas de los tiempos, donde vamos descosiendo lentamente cada día ese calendario , que se va descontando,donde los compases vuelven a atardecer, por tambores y cornetas,done el perfume de Tú barrio vuelve a llenarnos de ausencia y yo seguiré aquí en la casa de los atardeceres prodigiosos, donde te nombro desde la mirada y Tú me dejaste pasar ya hace tiempo,para escribirte y recitarte entre tardes y mañanas, donde cada día te encuentro, bajo esos ramos llenos de deseos, donde Tú luz es prosa y romancero de esa tarde de paseo, donde nos volvemos a ver a esa hora de siempre, donde las agujas van marcando el presente de unas fechas, que van tapando esos claros veraniegos, donde vuelves a encontrarte con los tuyos, donde las preguntas vuelven a tener respuesta y donde Yo te sigo mirando , como aquella primera veza cuando entré en Tú casa, donde las piedras, me hablaban de ti y de las costumbres del día a día, donde me conociste siendo ya un adolescente y me enseñaste los primeros paseos de enamorados, donde me dí ese primer beso , y Tú me rozaste con ese manto lleno de menta y de fresa, donde Tú pañuelo hacía rozar nuevamente con mi mirada, donde la timidez volvía a escribir charcos a los ojos y Yo ya te lo dije todo en esa tarde, donde Tú me paseaste a la antigua, por los brazos de la ternura.

Visitas: 182

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por trompeta-sangre en septiembre 22, 2010 a 8:37am
Maravilloso textio cargado de sentimientos tierno y maravilloso.
besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio