Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Vivencias de la Festividad de Nuestra Señora del Pino: Patrona de Canarias

El resplandor de aquel Pino a Gran Canaria encendió, en una luz ardiente que brilla en el corazón



Se acaba Agosto, y con ello se despide un mes de María, el mes de la Asunción de María en Cuerpo y Alma a los Cielos. Pero llega Septiembre, el siempre querido Septiembre, y con ello llega también la Celebración de la Natividad de la Madre, el cumpleaños de María, la Festividad de la Patrona de Canarias; Nuestra Señora del Pino.

Todo está casi a punto. La Gran Canaria está conmocionada. Si necesitas salir a la calle, todos los comercios se regocijan en la Festividad Mayor, con carteles anunciadores por todas las calles de los municipios. Es hora de ir a misa, y como no, todas y cada una de ellas recuerdan el acontecimiento que el día 8 se festeja en toda Canarias.

En Gran Canaria hay una Virgen que quita las penas a los que están tristes


Porque Teror, nuestra Villa Mariana Canaria, Nuestra Villa Mariana de Teror, la capital religiosa de las Islas Canarias se convierte en un punto de encuentro general. Miles de canarios aprovechan la Festividad de la Patrona y es necesario viajar, viajar para el reencuentro, el reencuentro de familiares y amigos, y como no, el reencuentro con Nuestra Señora del Pino.

Y es que ya huele a pan, a chorizo, a dulces, a turrón, a azúcar, a eucalipto… pero sobre todo, ya huele a Pino.



Faltan pocos días, es necesario ir a ver a la Virgen, porque en pocos días será vestida de blanco, un blanco inmaculado inigualable. Llegamos a nuestra Villa Mariana y la Basílica se muestra en todo su esplendor. El cartel anunciador se encuentra en la fachada, todo está casi a punto. Debemos entrar en la Basílica, es necesario verla. El frescor de la Basílica nos da la bienvenida. Muchas personas esperan sentadas en los bancos, unos rezando, otros miran la casa de la Patrona; pero todos están ahí para una sola cosa, todos quieren verla, es necesario verla. El Camarín está tapado, y la Virgen no se asoma…¿dónde estará la Virgen?… Llega la hora, debemos subir a verla. Subimos las largas escaleras mientras pensamos sobre cómo nos la vamos a encontrar y cuando menos te lo esperas has llegado. Y… allí esta ella, en frente de nosotros, sonriente a más no poder. La Virgen aún no está vestida de blanco inmaculado. Una distinta pero preciosa Virgen del Pino nos mira. Con sus cabellos dorados y su manto de talla, parece que te mira… claro que nos mira, nos mira, y está feliz, feliz por ir a verla. “¿Qué podemos hacer?”… “Mírala, mírala y pídele”… “Ella nunca te defrauda”. Cada vez llega más gente, y asombrados se quedan… “Qué diferente”, “Guapísima”, “No pensaba que iba a ser tan bonita”. Es hora de irse, pero aún sigue sonriendo, sonríe porque nos volveremos a ver.

Miradla bien. Observarla con que gran satisfacción, María desciende desde los cielos para entronarse en Teror

Los días se hacen eternos, pero es buena señal, señal de que serán unos días inolvidables. Cuando llegue el día de la Bajada, que grande nos sentiremos. La Basílica se abre y espera impacientes a los primeros devotos… porque hoy es un día especial. Es hora de salir de casa, rumbo a la Basílica, que días tan bonito… “Ay Teror, Teror, Teror, que lindo estás”. Hay que entrar a la Basílica, debemos verla ya. Y allí, asomada al Camarín estará Ella, vestida de blanco y alumbrada por el sol. Con el cielo y devotos a sus pies, esperará impaciente su hora, esa hora en la que muy lentamente, Ella abandonará durante unas semanas la que es su morada, abandonará su Camarín para poder estar cerca de Ella.
Se oirán los cantos. Habrá que mirarla. Hasta que veamos ese sol plateado moverse. Los aplausos harán temblar la Basílica porque muy lentamente, Ella empezará a bajar. La emoción hará presencia durante esa hora… los “Vivas” no faltarán y como no, esa bonita costumbre de deleitarla con la mejor de las palabras “Guapa”. Y cuando de repente llegue a su trono, todos los sacerdotes se levantarán porque entre todos la ayudarán… la Reina debe estar entronada. De pronto se oirán las tracas nocturnas de la calle… que se entere toda Canarias, que la Virgen del Pino ya está entre los canarios!

Días intensos se vivirán y la Basílica preparada estará. Con la Virgen del Pino bajo su majestuoso dosel será el imán de las islas. Que se enteren las islas!… La Patrona ya está lista!

Con el Laudes de la mañana, llegarán los primeros peregrinos y las calles preparadas estarán para ese gran acontecimiento. La Romería de las Islas Canarias, la Romería de la Diócesis de Canarias, La Romería de Gran Canaria, La Romería-Ofrenda de Nuestra Señora del Pino.



Llega el día de la Romería. Balcones adornados, la gente estará eufórica. Los ayuntamientos de Gran Canaria emprenderán su camino hacia Teror, hay que estar presente para tal festejo. Mientras en la Basílica se respirará devoción. Muchos serán los peregrinos que llegarán. Querrán verla antes de la Ofrenda. La Basílica cerrará sus puertas, cerrarán pero volverán a abrir. Ella saldrá, se asomará y acogerá a los romeros de Canarias. Se acercará la hora y los peregrinos se agolparán en las calles.
No faltarán los siempre entrañables turroneros, o los voluntarios que repartirán agua y como no, los famosos bocadillos de chorizo de Teror.

Todas las islas mirarán a Teror.

Redondita como el sol y el Roque Nublo Señor, Gran Canaria tiene encanto universal: Sus mujeres como rosas y la Virgen de Teror


Llega la hora. En el Castañero Gordo están todos los romeros. Pocos son los pasos que los separarán de Ella. De pronto comenzará la Fiesta. Caracolas, timples, guitarras y tambores empezarán a sonar. Que comienza la Romería. Comenzarán a caminar mientras la música y el baile se hace presente. Mientras, el sol iluminará la Basílica, la Basílica en la que está Ella. Se aproxima la hora. Las campanas sonarán y las puertas se abrirán. Y cuando la veamos salir bajo el son de “Caminito de Teror” y bajo su baldaquino de plata iluminado por el sol… Oh Dios!… Afortunados los que lo vean. Ella estará radiante, feliz, porque a lo lejos de la Calle Real, aparecerá la primera representación, la Villa Mariana de Teror, la Villa de la Virgen. Que viva la Fiesta Mayor!… Que viva la Virgen!.. Todos los municipios de la Gran Canaria en la romería estarán, y la Virgen del Pino los amparará. El Cabildo de Gran Canaria también se sumará a la Fiesta, y como no, su siempre hermana Villa de Candelaria, que rendirá honor y pleitesía a la Patrona, la Virgen del Pino. Todas las islas estarán allí… que se entere Canarias, que estamos en Fiesta! Niebla y Vinuesa también aparecerán e incluso Venezuela no podrá faltar. Todo por Ella, porque Ella todo lo puede.

Que día tan agradable. Ya es hora de concluir. La Romería acabará y es hora de esperar. Ella nos esperará. Con su dulce sonrisa volverá a entrar en su Basílica, entrará pero no sola, entrará acompañada, acompañada y paciente, paciente porque la noche será larga, larga pero no pesada. Todos peregrinarán para verla.



Es hora de salir, Ella nos espera. Familiares, amigos conocidos… todos en marcha. Nuestra meta: La Virgen del Pino. Comenzamos a andar… “Que alegría tan grande se respira”. Noche cálida, muchos peregrinos. Unos cantarán, otros bailarán, otros rezarán… pero todos tendremos un destino común: La Villa Mariana. Huele alegría, huele a pino. Si los pies se resienten, no debemos preocuparnos… Ella nos ayuda. Porque Ella todo lo puede. De pronto a lo lejos se verá una colina, una colina un tanto especial. Una colina única, porque en ella estarán las señales: La Cruz y el Pino. Entonces la emoción nos invadirá… estaremos cerca. Música se oirá a lo lejos, música que se oirá en los más profundo de nuestra alma. Cuando lleguemos a la cima y veamos la Villa Mariana a nuestros pies… que alegría podré tener. La Basílica nos saludará a lo lejos. Una Basílica más radiante que nunca, una Basílica iluminada para la ocasión y con ella, el pino iluminado. Habrá que bajar con cuidado. No podemos perdernos. Peregrinos desbordarán las calles y rebosarán la Basílica.

Y cuando estemos delante de la Basílica y veamos su vidriera mayor iluminada, querrá decir que hemos llegado. Ella nos espera. Como una misión casi imposible, intentaremos entrar. Debemos llegar. Los seguritas se verán desbordados. Los fieles quieren subirse. Quieren tocarla, quieren tocar su manto. Los más afortunados podrán, otros podrán verla desde cerca. Cuando llegue el momento de estar delante de ella… Oh Dios!, afortunado me sentiré. Porque todo el sacrificio, los dolores y la espera serán recompensados. Con Ella todo es posible. La miraremos, no nos cansaremos. Hay que pedirle, es necesario pedirle. Porque Ella todo lo puede. Parecerá que sonríe aún más, y no será para menos. Quién no se sentiría feliz si tuviera a miles de visitantes en su casa. Comenzará la eucaristía y la Basílica rebosada de gente. Finalizará y llegarán más seguritas acompañados de policías. ¿Qué pasará?… La Virgen comenzará a moverse. Se trasladará al atrio. La noche es larga y Ella quiere ver llegar a sus hijos peregrinos. El trono comienza a descender del dosel y la Basílica se estremece. Aplausos, vivas y llantos. Emoción porque Ella se dirige hacia el atrio, se dirige lentamente porque todos quieren verlas. Los brazos se alargan y la emoción se les escapa de la boca. Esos piropos llenan el alma a cualquier persona. Mientras en el frontis de la Basílica todos la esperarán. Ya es la 1 de la madrugada. Es el día de la Patrona de Canarias, es el día de Nuestra Señora del Pino. Todos los peregrinos, comitiva y organizaciones la esperan fuera. Cuando llegue al atrio, la Villa Mariana de estremecerá porque su Virgen está en la puerta, observando a todo aquel que llega. De pronto se oirán los fuegos artificiales que conjuntamente con la Villa, iluminarán el rostro sonriente de la Virgen.

Los grupos folclóricos de la Romería, aún perduran. Todos irán a cantarle a Ella. Todo por ella. Canarios y no canarios llegarán a Teror, y desde la Calle Real verán un resplandor. El resplandor de la puerta, pues allí esperará toda la noche. Alegre y paciente.

Hemos cumplido la promesa. Pero no podré dormir. Seré tan feliz que la emoción me desvelará.

Es hora de volver a casa… “Hasta luego Madre!”… “Volveré dentro de unas horas!”. Hay que prepararse porque ya amanece. Debemos subir a Teror a primera hora de la mañana.
Patrona de Canarias, exaltación de Amor. Eres Tú, Virgen del Pino, el regalo más grande que nos ha dado Dios

Visitas: 622

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Cruces de Pasión en agosto 28, 2010 a 7:05pm
otra vez mas gracias.
Comentado por Azahar y jazmín en agosto 28, 2010 a 9:31am
Muchas gracias por esta entrada, me has hecho volver a recordar imágenes que viví
dentro de unos días, hará 29 años, que sin esperarlo, en una visita a la Villa de Teror,
nos encontramos con la Stma. Virgen en su "paso", con toda la Ia iglesia adornada de
estrelicias, además me has recordado una canción que aprendí de niña en el colegio, donde una religiosa que llegó de Superiora, no enseñó la canción "Caminito de Teror",
que me gustaba mucho y había olvidado, acabo de escucharla en un video de Youtube,
que tengais unos buenos días de la Romería de la Virgen, y que Ella os bendiga especialmente.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio