Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Estos días he querido volver ante Ti, Madre. Aunque no sea julio, aunque tu altar este sobrio y discreto y no un hermoso jardín que te pregona como la sempiterna y delicada azucena que exhala por doquier sus mejores aromas. Todo está sencillo, quizá por eso resulta igual de hermoso, porque está como el motivo por el cual Dios te eligió como rosa escogida y te vistió de azul y plata para proclamarte “Madre Inmaculada”.  Esa verdadera y maravillosa humildad que se convertirá en pilar fundamental de Santa Teresa para hacer a sus monjas “hijas de tal Madre”.  Gracias Madre mía, por tu Sí lleno de entereza.

Aquí nada se mueve, nada se oye, pues ante Ti siento que Cronos se detiene. Me acurrucas con tu maternal mirada, te miro y quedo mudo. Y sin decir nada, siento que lees mi corazón y lo corriges, y lo confortas, y lo animas. Sólo el incienso rompe la quietud allí clavada, creando querubines de humo que te rodean con sus miradas.

Queda menos de un mes para 2013, para que llegue el esperado año en el que recorras de forma extraordinaria las calles de tu añorada Orotava. Y la lluvia ya llegó para dejar verde tu valle, para dejar blanco tu Teide.  Y ya tu Villa te espera, ansiosa, para ver tu dulce semblante pasear por sus escarpadas calles angostas. Te esperan ya las Hermanitas de la Cruz, junto a tu vieja morada franciscana, para que pases a visitarlas. Quiere La Orotava entera alfombrar su suelo de bellas flores y del amor que te profesan. Quieren los molinos que pases a su vera, para regalarte sus olores, para ofrecerte esa cristalina agua que desde el siglo XVI ha sido fuente de vida para tu Orotava. Y los viejos balcones de tea, que te saludan en tu caminar luciendo sus bellos damascos con los que el viento juega. Y esa Plaza del Ayuntamiento donde fuiste coronada, que quiere volver a tenerte sobre sus pétreas escalinatas. Quiere la casa de Estévez que camines frente a sus ventanas y que renazcas otra vez el sonido de esas gubias que se convirtieron en fábrica de hermosura. Santo Domingo también quiere hacerse carmelita y que por vez primera cruces el dintel de su puerta. Y la Iglesia de San Agustín te espera a que pases también por ella, con cientos de cirios encendidos que compiten con las estrellas para arroparte hasta La Concepción, monumento de fría piedra que se vuelve cálida con el vaivén de tus cuelgas. ¿Cuánto hemos de esperar, Madre mía, si estando tan cerca, los querubines juegan con el tiempo para que parezca que no se mueva? En ese tiempo de espera, ayúdame, Madre, a tener un corazón como el tuyo, inmaculado, vestido con el blanco y marrón de tu santo Escapulario.

Visitas: 1540

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Marco Antonio Reyes Maldonado en diciembre 7, 2012 a 11:27pm

FELICIDADES POR LE BLOG, HERMOSAS FOTOS.. SALUDOS FRATERNOS..

Comentado por Francisco A. Mazuecos. en diciembre 7, 2012 a 10:19pm

Precioso blog dedicado a esa bellisima Virgen, gracias por compartirlo, recibe un saludo....

Comentado por Araceli Luque en diciembre 7, 2012 a 8:15pm

bonitas palabras que le dedicas a esta imagen que tanto significa para ti.   gracias por compartir estos sentimientos tan bellos.    felicidades.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio