Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



"A LOS HERMANOS DE LOS GITANOS"

Mis tibios ojos no paraban de parpadear frente a esa fotografía, bajo un plástico usado , por esas esquinas de pared rallada, donde tantas horas dedicamos al estudio, por esas tardes muertas de un otoño, que nos trae al olvido, por la mano de la añoranza.

El sol, empezaba a dibujar sus primeras lecciones, por unas tardes , que eran de estudio, de naranjo y de aromas de caramelos , por esas horas de domingos, prendidos al tiempo de una memoria , que sueña con tu anochecida, esa que fué de costumbres, entre finas granas y dulces.

El corazón empezaba a palpitar por el pulso de la ilusión, donde se cuentan los días al revés , abriendo las carnes al tiempo, por una espera que se llama primavera.

Antes de que la ciudad estallara en vísperas, el tiempo nos iba a regalar la infancia, por la noche de la ilusión , esa que nos pone el disfraz de niño, para volver a soñar con lo nuestro, con esa historia, que tu empezaste a dibujar esa tarde de difuntos, por esas callejuelas de piedras antiguas, que hacen rozar tu mirada, por una amanecida de antifaces terciopelos y granas.

Y pasó esa suave noche llena de ilusión, donde por fin desperté de ese sueño, ese , que tu me regalaste y me lo pusiste en una mano llena de pétalos blancos, por esas flores del naranjo, que no solo salen en marzo.

Poco a poco , íbamos descontando días al calendario, como si fuera una lenta cofradía, que late al compás de una melodía, por un minutero de agujas desgastadas, que nos va anunciando tu llegada, por una espera, que nunca deja de pasar, por nuestra memoria ,por esa silueta de compás, que va atravesando nuestro caminar.

¿ Te acuerdas , cuando volvimos a pisar esas piedras, por ese paseo de primavera, donde el olor de Sevilla, perfuma tu salida?

Mi corazón estaba ya en un puño, las tardes empezaron a despuntar, y la primavera, llamo a nuestra puerta, esa que hacer crujir la impaciencia, por ese arco, que se escapa del cielo ,entre el terciopelo.


Tu mirada , era un soneto de blondas mordidas, por donde se escapa la tarde, del mes del estudio de febrero, entre golondrinas, y alfareros de arte.

No me atrevía yo ni a nombrarte, porque se iba acercando el día de pasearte, por una ciudad, que te espera, como si fueras primavera, entre un soneto y un compás de terciopelo fino y elegante.

Las horas iban agitando al minutero, el desgaste de las tardes, esas que fueron de tertulia y hoy son de Cofradía echada a la calle, la plaza se iba vistiendo de festejo, por ese color de almanaque, donde ese barrio, que solo a ti te nombra, te lleva esperando mucho tiempo, en la memoria.

Me pides que comience con aquella historia, donde el barrio dormía, por unas calles vacías, donde se respira primavera, donde los paseos de domingo , se rompen, por los deseos de la infancia , donde se parten las tardes, por esas cascaras de naranjas, vestidas de capillitas,por esos paseos de tu mirada, donde camina tu nombre, por esas callejas de sol y de madrugada.

Tu barrio, iba amaneciendo por las primeras luces del día, por ese cielo azul inmaculado,donde se doblan las campanas, por esos primeros renglones, que escriben, el prologo de la espera, donde se dibujan las primeras lunas, por unas ceras moradas, vestidas de cuaresma.

Viendo la plaza, me he sentado, donde tu me mirabas, por esa pronta primavera, en esa calle , tan de poeta, dejame Madre contarles eso, que solo tu sabes, por esos envoltorios de las tardes, donde tu solo me llamaste.

Miraba al minutero , por donde se marca la hora exacta, de un pulso de ilusión y de esperanza, no me atrevía yo a descontar hojas a un calendario, que iba borrando el tiempo de la espera, por esas noches de compás,donde se visten los nombres de leyendas, por esas claras partidas, donde el amor de tus siluetas, dibuja tus primeras amanecidas.

La noche iba rompiendo el cansino pulso, por donde se va escribiendo el año, iba partiendo tu mirada entre esa bambalina de amanecida, iba escribiendo tus recuerdos de niño, por donde se disfrazan las mañanas, iba dibujando los cirios, por donde los pabilos nos regalan esos epílogos de primavera.

Se abren las puertas de tu casa, por las quejas, que hacen rozar la madera, por esos estados donde se respira ese aroma, donde la primavera por fin, nos hace soñar, vistiendo al barrio por dentro, cambiando el deseo por la realidad.

La Hermandad se había vestido de primavera, por esos muebles de memoria, donde se estiran las tardes, revistiendo tu nostalgia, por esa noche tan corta, que se nos escapa, como un azucarillo entre nuestras manos, donde una piel morena y luminosa, irá aclarando el relente de ese viejo limonero ,por donde se pierde la metonimia del tiempo.

El barrio abría las esperas, por esas métricas, donde caminan los ramos, por esas tardes de costumbres , donde las preguntas ya solo son madera,por ese bosque de la ausencia, donde el soplo de tu gente ansia por tenerte cotidiana y antigua, en la esquina de siempre, en la eterna mañana, donde verte es siempre motivo de paseo.

Aunque te hubiera soñado, por ese barrio viejo, donde se levantan las persianas de los días, por una Alfalfa, que sueña con tu memoria, por esos puestos antiguos de jabones echados a la calle, que se miden por ese metrónomo, que cuenta la ausencia y el tiempo, por esas largas noches vestidas de cuaresma.

Entre esas paredes de sobrias cerraduras, por los lomos del aire, escribía la memoria, tu silueta de anochecida, por las últimas caricias, dibujaba los últimos lienzos de cuaresma,al mismo tiempo que va cayendo la madrugada , por los últimos azahares entre bambalinas y llantos de candelerías.

Esta noche ya sabe a despedida, ya se descuelgan las palmas, por los balcones de antaño,yo quisiera entrar y verte ahora, por esa memoria, yo quisiera que esto nunca acabara, yo quisiera ser cera y cogerte de la mano, yo quisiera Madre que hoy fuera Primavera.

El cielo empezó a dibujar el alba de una flamenca mañana, donde la costumbre, va marcado el final de una ausencia, por esa vida , que vuelve a llamarse vida,por esos hilos que rozan los últimos compases, por esa plata que brilla a viejos altares de cera, por esa azucena que late a canela y clavo por delante.















Visitas: 145

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose M en enero 28, 2010 a 1:28pm
Enhorabuena por este maravilloso blog, de verdad he disfrutado y me he emocionado al leerlo, felicidades por tan bellas palabras. Un abrazo desde Torredonjimeno, Jaen
Comentado por Entre inciensos y azahares en enero 27, 2010 a 1:23am
es precioso este blog. yo no soy hermano de los gitanos pero ha conseguido emocionarme.
enhorabuena un ABRAZO
Comentado por antonio en enero 26, 2010 a 11:21pm
acabo de llegar del cabildo de nuestra hermandad, donde hemos dado un ejemplo de seriedad y al leer este blog me he puesto a pensar lo bonito que puede ser todo si todos lo sentimos asi. No lo estropeemos y sigamos en paz y disfrutando de nuestra HERMANDAD. un abrazo y felicidades.
Comentado por antonio en enero 26, 2010 a 6:00pm
Me han encantado tu blog se me han ensaltado las lagrimas al leerlo ya lo vamos a tener paseandose por sevilla un abrazo gitano.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio