Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Sin quererlo la cuaresma va dando sus últimos suspiros antes de adentrarnos en algo. que para muchos y para mi, es un sueño que comienza el Domingo de Ramos y concluye a la semana siguiente el domingo glorioso de la Resurrección de Nuestro Señor. Tengo tanta intensidad en mis sentimientos y pensamientos que imaginando lo que me queda por vivir se me saltan las lágrimas, paseando por cualquier calle de mi Triana o entrando en cualquier iglesia para tener un momento de tranquilidad junto a Quien será el verdadero protagonista de esta historia.

Su imagen emana dulzura y no llego a comprender, como con tanto supremo dolor y carga es capaz de mirarme tan sosegadamente, escuchándome atento, como un buen amigo. Nada más vengo a darte las gracias, por tantos momentos vividos junto a Ti, junto a mis hermanos y junto a mi familia, todos en el mismo sitio, cerquita del rió y pendiente hasta el más mínimo detalle para que todo salga bien, en ese día que es centro de nuestras vidas, no solo Viernes Santo, sino todo los Viernes del año.

Hace poco me volviste a enseñar lecciones de vida y esperanza, que ya me la diste un día con la enfermedad de mi padre, que gracias a Ti, no lo dudaré jamás, salio adelante, o la de aquella mujer que no apartaba la vista de tus ojos un Viernes Santo por Pureza, consiguió superar aquella enfermedad que no le permitía ni andar, o la de mi abuela que se le quitaban los dolores andando tras tus pasos en el penúltimo viacrucis que realizaste, o la última, que Tu y yo sabemos que tenia que ser así, por que el mundo se merece tener personas tan buenas y bondadosas entre nosotros. Y ahí sigues, cargando con tu cruz, con la de todos y con la mía.

Es mi forma de quererte y no la cambiaría por nada, me gusta verte así, con la túnica morada, un suelo de lirios y derrochando sencillez y fuerza por donde pasas. me gusta observar a la gente cuando se fijan en Ti, cuando te miran, y es eso, que no te miran, te ven, por la calle de la amargura cargando con sus problemas, ayudando en eso que le hace tanta falta o agradeciendo eso que un día hiciste por él o por ella.

Ya queda poco, un suspiro, para verte de nuevo por las calles, cargado con el carey bendito, cumpliendo las promesas de muchos y saciando la sed de amor a otros, y ya me queda menos a mi, para vestirme de raso morado y hacer mi personal estación de penitencia junto a Ti, Nazareno de La O.

Visitas: 113

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio